Aunque en Go! Go! Nihon ya hicimos un avance sobre lo que vale la vida en territorio nipón, hemos querido ampliar el tema reuniendo trucos comunes para ahorrar dinero en Japón.

Aventureros que llevan años disfrutando de su experiencia nos han desvelado qué hacen ellos para que al finalizar cada mes la cuenta de ahorros no se quede vacía. Siguiendo sus consejos y prestando atención al dinero que gastamos, podemos lograr incluso poner algo de dinero aparte que luego nos sirva como «colchón».

Restaurante barato en Japón

Cómo ahorrar dinero en Japón en la vivienda

El alojamiento en Japón es probablemente el gasto que más asusta. A diferencia de Europa, en Japón hace falta un presupuesto considerable para poder alquilar una casa; además del precio mensual, hay que tener en cuenta lo que puede suponer amueblar el piso, las facturas que vendrán y los gastos vinculados a la elección que hemos hecho (agencia inmobiliaria, fianza, impuestos del barrio que hemos elegido, etc). Para disminuir lo máximo posible este desembolso, os dejamos algunas recomendaciones.

Escoge con esmero

En Japón, es habitual solicitar una fianza de 2 o 3 meses -conocida entre los nipones como shikikin 敷金- para poder alquilar un piso. Este dinero es devuelto al desalojar el inmueble, aunque normalmente hay una parte que el casero retiene para cambiar las paredes del piso y arreglar desperfectos. El reikin 礼金 es un mes del alquiler que se abona aparte, y que se concede al casero como un «regalo» para agradecer que nos permita vivir allí. Sabemos que para las personas que no son japonesas es un concepto difícil de aceptar, pero en Japón es una costumbre arraigada que todo el mundo respeta así que cuanto antes nos hagamos a la idea mejor.

Para acceder a más clientes, hay agencias inmobiliarias japonesas que han decidido eliminar estas cláusulas (tanto la fianza como el mes de regalo al casero). ¡Acude a una de ellas para ahorrar gastos! Aún siendo estudiante o un trabajador con presupuesto reducido, tendréis la oportunidad de alquilar una casa y disfrutarla, y si consigues uno de ellos sin tener que pagar los extras como el reikin también podrás ahorrar dinero en Japón.

Jiko Bukken 事故物件 

Los japoneses, debido a su cultura, tienden a ser supersticiosos. Gestos como darle a probar comida en la mesa, echarse sal encima accidentalmente o clavar los palillos en el arroz son mal recibidos por los nipones porque para ellos albergan significados adicionales, que para nosotros resultan desconocidos. Lo mismo sucede con las casas: si en ellas ha habido cualquier accidente (incendio, defunción por motivos de salud, homicidio) son automáticamente descartadas por los nipones. Los espíritus que puedan habitar en ellas les producen escalofríos y les hacen rechazar incluso la visita al edificio.

Debido a este rechazo, el precio de estos inmuebles baja considerablemente, incluso cuando son maravillosos por dentro y tienen ventajas evidentes (luz, espacio, comodidad). Si no eres una persona supersticiosa que siga esas creencias, puede ser una oportunidad excelente para acceder a una buena vivienda por un precio reducido. Si estás interesado en este tipo de ofertas o quieres echarle un vistazo por simple curiosidad, te dejamos el enlace en la web Oshimaland.

Muebles y utensilios de segunda mano

Requerir que las casas se encuentren vacías al entrar y al dejar los inmuebles ha generado un mercado enorme de segunda mano, compuesto por toda la gente que se va y por la que acaba de llegar. Gracias al movimiento continuo, surgen miles de oportunidades de encontrar muebles decentes por la mitad de su precio original.

Grupos en Facebook específicos para la compra-venta (Mottainai Japan o Tokyo Sayonara Sales) pueden servirte, al igual que la conocida web de Craigslist o las tiendas Book Off situadas en diferentes puntos de las grandes ciudades, donde además de vender muebles puedes encontrar artículos deportivos, libros e incluso ropa. Si estás atento a estas páginas descubrirás que hay gente que llega a regalar objetos para librarse de la tarea de venderlos, ¡no pierdas de vista las novedades y conseguirás parte del mobiliario sin gastar un sólo yen!

Un supermercado

Cómo ahorrar en la comida

La comida es uno de los gastos en los que tu bolsillo va a notar más diferencia. Aunque la compra en el supermercado sea más cara, una vez existen trucos para reducir esa diferencia y conseguir que se asemeje a los precios a los que estamos acostumbrados, sobre todo si vives en una ciudad media-grande. Aquí vienen nuestras recomendaciones:

Comer en casa

Sobre todo a la hora de la cena, comer productos cocinados en casa puede ahorrarte unos cuantos yenes y además será una forma de comer sano. Aunque parezca tentador el tirar de restaurantes -porque la oferta es inmensa-, piensa que preparar tuppers, a la larga, sí que supone una diferencia en tu bolsillo. Evita los konbini a no ser que sea una urgencia: puede que sean baratos, pero no siempre ofrecen comida saludable.

Supermercados con descuento

Como ya os adelantamos en el artículo sobre el coste de vida en Japón, comprar productos japoneses en supermercados locales reduce notablemente el precio de nuestra compra. Aunque sea inevitable que la fruta o la verdura nos resulten carísimas, también hay trucos para encontrarlas más baratas y así ahorrar dinero en Japón.

Una opción puede ser ir a hacer la compra a última hora, entre las 20 y las 21 de la noche, ya que a esta hora descuentan entre un 20% y un 30% los productos frescos (incluido el sushi) para incitar a los clientes a que se los lleven y así evitar desperdiciarlos. Otra opción puede ser comprar grandes cantidades en Amazon, y consiguiendo así un precio mucho más bajo que si compramos por piezas en la frutería. Por último, también hay que comprobar si los 7-Eleven que rodean nuestra casa no tienen un apartado de ofertas: en algunos de ellos traen productos frescos a muy buen precio y no hay mucha diferencia en la calidad.

Restaurantes baratos

Si por el motivo que sea no consigues tirar siempre de comida casera, puedes optar por cadenas de restaurantes económicos que están en todas las ciudades, tales como Yoshinoya, Matsuya o Sukiya, donde puedes elegir menús diversos por menos de 600 yenes. También hay restaurantes conocidos como 1 coin lunch, donde puedes comer un plato principal por una moneda de 500 yenes. En el peor de los casos, si ninguno de estos restaurantes te pilla bien, puedes optar por el clásico menú de 1000 yenes del mediodía que ofrecen casi todos los restaurantes nipones.

Cupones y descuentos en restauración

Al igual que en Europa disponemos de Groupon o de El Tenedor, en Japón también se las han ingeniado para crear herramientas que proporcionen descuentos o ventajas en determinados restaurantes. Tabelog o Gurunavi son webs en las que te dan una referencia de los restaurantes (opiniones, precio, platos más solicitados) y además te permiten reservar e incluso obtener descuentos. Reducir un 10% la cuenta, conseguir la bebida gratis o disponer de menús más baratos son algunas de las ventajas que proporcionan y que te permitirán ahorrar dinero en Japón. Echa un vistazo en estas webs antes de acudir al restaurante que tenías pensado y quizás te encuentres con alguna sorpresa.

Bicicletas en venta en Don Quijote

Cómo ahorrar en los transportes

El transporte en Japón es caro -eso no vamos a negarlo-, pero siempre se pueden buscar alternativas para que esa partida se reduzca, te las contamos a continuación.

Comprate una bicicleta

Llevas una bicicleta en Japón es de lo más común, de hecho, aunque no existan carriles específicos para las bicis, sí que abundan los aparcamientos y las tiendas en las que poder comprarlas.

En las páginas de compra-venta de objetos de segunda mano hay una amplísima oferta de bicicletas usadas, con diferentes condiciones y características. Con 3000-4000 yenes puedes comprarte una bici con la que moverte en distancias cortas y ahorrarte ese billete de autobus o tren.

Autobus nocturno

Viajar por tierras niponas es siempre maravilloso, sobre todo si se hace a través del shinkansen, el tren bala japonés con el que se alcanzan los 240 km por hora. Sin embargo, el shinkansenno es apto para todos los bolsillos, porque la velocidad y la experiencia se pagan bien caras, restringiendo su uso a contadas ocasiones. Si quieres ahorrar dinero en Japón, como alternativa existe el yakō basu (夜行バス), que es el autobus nocturno japonés en el que se puede dormir por un precio más que razonable.

Si el trayecto entre Tokio y Osaka supone 13000 yenes en shinkansenen autobus nocturno se puede hacer por 5000 yenes. A diferencia de otros países, el autobus nocturno es un medio muy seguro, limpio y cómodo en el que puede viajar cualquier ciudadano. La única pega es la duración, que siempre se puede amenizar con un buen libro o película.

Bonos de transporte

El bono mensual -conocido como teikiken 定期券- o la tarjeta que incluye billetes de tren para realizar el mismo trayecto todos los días –kaisuuken 回数券- son dos opciones que pueden ayudarnos a disminuir el presupuesto en el transporte. El bono mensual te permite subir o bajar todas las veces que quieras dentro de un mismo trayecto (por ejemplo, de Shibuya a Naka-Meguro), cobrando mucho menos que si sacaras esos billetes de forma individual.

Mujer haciendo compras en Japón

Cómo ahorrar en otros aspectos

La vida no es sólo trabajar y volver a casa; consiste en muchas otras cosas que nos ayudan a sentirnos mejor pero que también implican dinero. En Go! Go! Nihon vamos a darte algunas pistas para que el ocio y la ropa no supongan un gran esfuerzo económico.

Tarjetas de puntos

Las tarjetas de puntos son el equivalente en España a las conocidas «tarjetas de fidelidad» de los negocios, solo que a diferencia de las habituales allí, las niponas suelen ser de papel y con diferentes casillas en las que poner un sello -aunque existen excepciones-. En miles de establecimientos ofrecen estas tarjetas, desde la peluquería hasta cualquier supermercado, si aceptas hacerte con ellas empezarás a aprovecharte de sus ventajas más pronto que tarde. El tipo de beneficios que ofrecen dependen de la empresa, pero suelen ser descuentos, un trato especial o conseguir premios a lo largo del tiempo cuando se han reunido los puntos necesarios.

Una de estas excepciones es la T-Point Card, que se puede utilizar en los Family Mart, en algunos supermercados, en hoteles, en las librerías Tsutaya o en determinadas parafarmacias. Hazte con tu tarjeta de puntos ¡y empieza a recibir sorpresas!

Entretenimiento

Si estás deseando disfrutar del ocio japonés pero te intimidan los precios, ¡te traemos buenas noticias! Tanto el cine como el karaoke, lugares habituales en los que se reúnen los nipones para socializar, ofrecen múltiples ofertas.

El cine, por ejemplo, tiene descuentos para las chicas todos los miércoles del año, de hecho llaman a este día de la semana el Ladies Day. Los chicos también pueden disfrutar de otros descuentos, acudiendo a la última sesión del día o visitando el cine el primer día del mes.

Algunas cadenas de karaokes también han querido ofrecer oportunidades para todos los bolsillos y han creado franjas horarias o días del mes en los que se puede disfrutar de ser cantante temporal por un precio más que razonable. Si se opta por el nomihodai 飲み放題 (barra libre por un precio establecido) también se puede ahorrar considerablemente en las bebidas. Lo más conveniente es revisar la página del karaoke al que queremos acudir y buscar el momento en el que tienen estas ofertas disponibles.

Tiendas de 100 yenes & compra online

Como en cualquier otro país del mundo, recurrir a tiendas online como Amazon o Rakuten abre un mundo lleno de posibilidades. Productos que en los negocios físicos están más caros, en Internet se pueden encontrar más económicos y disponibles para ser llevados directamente a nuestro domicilio. En Japón, también existe una web que es interesante considerar: Kakaku. Se trata de un comparador de precios y opciones que tiene en cuenta todas las tiendas existentes, incluidas las físicas.

Las tiendas de 100 yenes son el paraíso de los visitantes al país nipón. La variedad de cosas que venden a ese precio llega a impresionar, y puede ser súper útil para las personas que acaban de mudarse, para aquellos que trabajan con manualidades o para aquellos que deciden hacer cualquier tipo de evento en su casa. Hay miles de objetos por 100 yenes, muchos de ellos no aparentan ese precio -de hecho tiene cierto parecido a nuestro Corte Inglés pero en versión económica-.

Tras todos estos trucos y consejos habrás podido comprobar que existen muchos gestos que te permiten ahorrar dinero en Japón, en casi todos los ámbitos posibles. No cabe duda de que requiere esfuerzo y atención, pero si los aplicas notarás cómo tu bolsillo aumenta al final de mes y quizás te permita usar ese dinero para otros caprichos. Intenta disfrutar de la experiencia a pesar del ahorro y no renuncies a más de lo necesario.

Para más consejos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.