Alquilar un apartamento en Japón puede parecer una tarea casi imposible, el proceso para alquilar es totalmente diferente y la primera vez puede parecer un poco complicado. Por eso os vamos a dar unos consejos para que no sea tan difícil.

Búsqueda del apartamento

La primera fase es obviamente la búsqueda. En Japón hay tantísimas agencias inmobiliarias, páginas web y sitios especializados que tendrás mucho donde elegir. Puedes seleccionar aquello en lo que te quieres centrar, como precio, localización, metros, altura, distancia a la estación para conseguir lo que más se acerque a tus exigencias.

Localización

Especialmente en las grandes ciudades, las zonas céntricas son mucho más caras que las que se encuentran en las afueras, además cuanto más cerca esté el piso de la estación más caro será. Si quieres reducir un poco los costes y te decides por un piso que esté un poco más alejado de la estación, siempre puedes desplazarte utilizando una bicicleta.

Tamaño y distribución

En el momento de alquilar un apartamento en Japón mucha gente se sorprende por lo pequeños que son. Probablemente en tu país vivir en un apartamento de 15 metros cuadrados es impensable, pero muchos estudiantes japoneses viven en este tipo de casas. Vivir en un apartamento de 20 metros cuadrados, siendo un estudiante, es algo completamente normal, al fin y al cabo para una sola persona no es necesario mucho espacio.

Cuando empieces a buscar, te darás cuenta de que hay varias nomenclaturas que al principio parecen no tener sentido. Se trata de la distribución del espacio, encontrarás los siguientes: 1K (una habitación con cocina), 1DK (una habitación con cocina separada), 1LDK (una habitación con salón y cocina separada); y si tiene más de una habitación puedes encontrarte con: 2LDK, 3LDK, etc.

Tipo de edificio 

Otras dos palabras que encontrarás a la hora de alquilar un apartamento en Japón son manshon (マンション) y apaato (アパート).  Manshon (que viene de la palabra inglesa mansion) hace referencia a un edificio de varias plantas, por lo general con buenos acabados y construidos con cemento. Apaato (que viene de la palabra inglesa apartment) se asocia con un edificio más pequeño, de pocos pisos de altura y por lo general de calidad inferior a la manshon. No os dejéis engañar por los nombres, por más que provengan de la palabra mansión o apartamento el tamaño medio suele ser de 20 metros cuadrados, y hay algunos apaato que los dueños se deciden a renovar y no tienen nada que envidiar a las manshon.

Otras características del edificio pueden ser: ascensor, ya que es común que edificios de hasta incluso cuatro plantas no cuenten con uno; servicio de portero; aparcamiento para bicicletas, moto o coche; que esté amueblado, que te permitan tener animales, etc.

Lo mejor es que cuando encuentres un piso que te gusta te pongas en contacto con la agencia para verlo por ti mismo, ¡es la mejor manera de saber si te gusta y de paso conocer la zona!

firma contrato

Contrato de alquiler en Japón

Te has decidido al alquilar porque ya has encontrado lo que estabas buscando, ¿qué sigue ahora? Si ya te has puesto en contacto con la agencia, has visitado el piso y quieres alquilar, hay ciertas cosas que debes saber. Ya hemos comentado anteriormente que alquilar un apartamento en Japón es un proceso diferente a como se hace en otros países. Lo primero, y que nos puede parecer más chocante es que puede que no te permitan alquilar por el hecho de ser extranjero, y si te lo permiten preguntas como el tipo de trabajo y cuánto ganas o estudios que realizas, nacionalidad y tiempo que planeas estar en Japón son de lo más normal. También hay agencias que se especializan en ayudar con la búsqueda a residentes extranjeros, así que siempre tendrás alguna opciones disponibles.

A la hora de firmar o hablar de los costes, hay dos conceptos que debes conocer: reikin y shikikin.

  • Reikin (礼金, dinero de agradecimiento) se entiende como un pago de agradecimiento que se le hace al dueño por permitirte alquilar el apartamento. Equivale a una o dos mensualidades de alquiler, y aunque últimamente parece que poco a poco algunos dueños ya no lo solicitan, en la inmensa mayoría tendrás que pagarlo.
  • Shikikin (敷金, fianza) es el depósito o fianza, si cuando vayas a dejar tu apartamento está en las mismas condiciones que cuando lo alquilaste, te devolverán este dinero. Tendrás que leer bien el contrato, ya algunos utilizan este dinero como gastos de ‘reparación’, si por ejemplo tienes un contrato de dos años y te vas tras estar viviendo allí sólo un año, puede que te devuelvan la mitad o que te lo devuelvan todo. También, si causas daños en el apartamento que no puedan ser cubiertos con esa fianza, tendrás que pagar esa cantidad extra.

Otras cosas a tener en cuenta

Además del reikin y el shikikin, también hay otros gastos a tener cuenta a la hora de alquilar un apartamento en Japón como: la comisión de la agencia (una mensualidad del alquiler); compañía garante o fiadora, se trata de una empresa que se convierte en tu garante en caso de que no puedas pagar el alquiler (media mensualidad o una mensualidad); seguro; cambio de cerradura si lo solicitas; etc. Esto se resume en que el primer pago a realizar es unas cuatro o cinco veces el valor del alquiler.

Los contratos suelen ser de dos años, y en el momento de renovar deberás pagar de nuevo según lo estipule en el contrato, las tasas correspondientes, que suelen ser un mes de alquiler extra o más.

Tendrás que dar de alta los suministros de luz, agua y gas, muchas de las páginas cuentan con servicio en inglés y el proceso es muy simple y rápido. En el momento de dar de alta el gas tendrás que estar presente para que te den unas instrucciones de seguridad, para la luz y agua no es necesario. Las facturas te las enviarán a casa y puedes pagarlas fácilmente desde el konbini o que te las deduzcan directamente desde tu cuenta bancaria.

Si te decides a estudiar en Japón, ya sea con una visa de estudiante o de turista, Go! Go! Nihon puede ayudarte durante el proceso de búsqueda de alojamiento, ¡así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.