Estudiar en el extranjero en Japón: mucho más que estudiar un idioma

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ir a vivir y estudiar en el extranjero en Japón, hace ya diez años, fue la decisión más importante que he tomado y cambió totalmente mi vida. Hay tantas cosas que he aprendido y experimentado que, jamás habría podido hacer si me hubiese quedado en mi  país.

Sales de tu zona de confort

Cuando llegué a Japón con una visa de estudiante en mano, y empezando la escuela una semana después de eso, supe que ya no era un simple turista. Supe que tenía que aprender el idioma, entender una cultura totalmente diferente a la mía, y comunicarme con gente en un idioma que no entendía en absoluto hasta para comprar una botella de agua. Me lo replanteé varias veces, ‘¿por qué no he seguido con mi trabajo de programador?’. Seguiría levantándome a la misma hora, en la misma cama y con la misma rutina tan cómoda. Pero tras unas semanas te acostumbras y empieza a ser muy emocionante, te das cuenta de que cada día aprendes cosas nuevas.

Después de pasar un año estudiando en el extranjero, cuando volví a casa para visitar a mi familia y amigos me dio la sensación de que el tiempo se había parado para ellos y que para mi corría 10 veces más rápido. ¡Estoy seguro de que si me hubiera quedado en mi país seria un 10% de lo que soy ahora!

Nueva gente y nuevas oportunidades

Durante mi primer año en Japón, estudiaba a diario en una escuela de japonés, y aprendía el idioma a un ritmo impresionante. Conocí al entrenador de la selección de fútbol de Japón (en ese momento Zaccheroni). Hice de intérprete para Hideo Kojima y trabajé en una famosa página web de videojuegos durante el Tokyo Game Show. He actuado y aparecido en la televisión nacional, he hecho amigos de muy diferentes nacionalidades para toda la vida y he creado mi propia empresa ( Go! Go! World). Antes de llegar a Japón, jamás me habría podido imaginar que todo esto podría pasar.

Estudiantes internacionales

Aumenta tu confianza

Antes de estudiar en el extranjero en Japón, no tenía demasiada confianza en mi mismo. Ir a un país nuevo para mi, en el que no tienes amigos y con un idioma que no entiendes, y conseguir hacer nuevos amigos y atender el idioma te da bastante confianza en ti mismo. Cuando vas a un país extranjero, generalmente la gente de ese país siente curiosidad y se interesan en conocerte, porque también quieren conocer a extranjeros. Esto facilita las cosas a la hora de hacer amigos y experimentar cosas nuevas.

Te abre la mente

Siempre me habían dicho que tenía una mente muy abierta, incluso antes de estudiar en el extranjero. Sin embargo, cuando me fui a la otra parte del mundo, y me encontré en una clase con gente de Corea, China, Suecia, Egipto, Estonia, Países Bajos, etc, que se conviertieron en muy buenos amigos fue cuando realmente empecé a abrir mi mente. Tener una mentalidad abierta significa que no juzgas a la gente por su apariencia, y que no tienes prejuicios sobre diferentes culturas, religiones o creencias; respetas a otras personas y eres más tolerante con sus puntos de vista.

Aprecias lo que tienes 

Empecé a apreciar mi propio país cada vez más, pero solo después de haberme ido. Sabía que era muy afortunado por tener a mi familia y amigos, pero fue después cuando me di cuenta de lo realmente maravilloso que era mi país y la gente que tenía allí. ¡También me di cuenta de las cosas en las que Italia le lleva ventaja a Japón! A veces necesitas alejarte y experimentar cosas nuevas para ver las cosas desde una perspectiva diferente..

Querrás hacerlo otra vez

Trabajar en Go! Go! World me ha dado la oportunidad de conocer a miles de estudiantes de todas partes del mundo, que se aventuran a estudiar en el extranjero en Japón. Aún no he conocido a uno solo que diga que se arrepiente de haber venido. Lo que dice la mayoría, incluido yo mismo, es que si supiese lo beneficioso que es y lo mucho que me iba a cambiar la vida el estudiar en el extranjero en Japón, lo hubiera hecho antes (tenía 26 años cuando vine a Japón).

Aprendes un nuevo idioma

Si has intentado estudiar japonés por ti mismo o en la universidad, olvídate de ello. La mejor manera de aprender el idioma es estudiar en Japón. Si no tienes mucho tiempo, porque estudias o trabajas, puedes probar una escapada de estudios. Estudiar durante un mes en Japón en verano equivale a un año de estudios en tu país, Si puedes venir con una visa de estudiante y estudiar durante al menos seis meses, aprenderás muchísimo más que si te dedicas toda la vida a estudiar el idioma únicamente desde tu país.

Estudiar en el extranjero en Japón me ha dado mucho más de lo que jamás habría imaginado. Me ha cambiado la vida por completo, y además hablo japonés bastante bien.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.

Comparte este artículo

Go! Go! Nihon

Artículos relacionados