Aquellos que pisan por primera vez territorio nipón suelen sorprenderse de lo caro que es el coste de la vida en Japón, desde el precio de la vivienda hasta los billetes de tren -para los que no disponen del Japan Rail Pass-. ¡Que no cunda el pánico! Desde Go! Go! Nihon traemos buenas noticias: es posible tener una buena calidad de vida sin acabar con los ahorros que tanto nos han costado conseguir. ¡Sigue nuestros consejos y mudarte a Japón será un sueño súper alcanzable!

¿Dónde vivir?

Hace unos meses desglosamos de manera resumida la diferencia que podía suponer vivir en Tokio respecto a otras ciudades japonesas. Es cierto que la capital nipona ofrece una variedad inmensa de alojamientos y zonas, pero la oferta inmobiliaria es también más cara -hasta un 30%- que en cualquier otro punto de Japón.

Explorar otras ciudades como Yokohama, Osaka o Hokkaido es una buena alternativa si queremos reducir los gastos del alquiler. En cualquiera de ellas tenemos opciones para aprender japonés y por supuesto, para encontrar trabajo posteriormente.

Casa japonesa típica

Respecto a la vivienda

El coste del alquiler de una vivienda es quizás el gasto que más asusta a la hora de mudarse a Japón. Además de calcular cuánto dinero supone al año tener un apartamento propio, hay que añadir los depósitos iniciales que requieren las casas japonesas para poder convertirte en inquilino: el mes de fianza, el mes que se le entrega a la agencia inmobiliaria y el mes que se paga por el seguro de vivienda. En total hay que proporcionar el dinero del alquiler de unos 4 meses por adelantado.

Afortunadamente, existen alternativas más económicas. Para evitar un desembolso tan grande nada más aterrizar en Japón, se puede buscar un apartamento compartido con más personas (en el que los gastos se reducirán significativamente, tanto a nivel de alquiler como de facturas) o se puede acudir a una agencia especializada en servicios para extranjeros y optar por una casa temporal, hasta que estés seguro de dónde quieres instalarte.

A la hora de buscar casa, ten en cuenta que renunciar a estar cerca de las estaciones de tren y metro reduce el precio de los alquileres. Hay una gran diferencia de precio entre una vivienda situada a 100 metros de una estación de tren y otra situada a 1 km. Vivir cerca de tu trabajo o centro de estudios te permitirá ahorrar en transporte y disponer de mucho más tiempo libre.

Precio medio de una vivienda en Tokio

Apartamento de 1 habitación: aproximadamente 70,000 yenes
Apartamento de 2 habitaciones: aproximadamente 90,000 yenes
Facturas: aproximadamente 15,000 yenes al mes

Respecto a la comida

El precio en la alimentación puede variar muchísimo dependiendo de qué se elija y dónde se compre. La comida local es más accesible (por la disponibilidad y el precio), y además suele ser muy sana. Está bien darse un capricho, pero consumir habitualmente alimentos extranjeros puede triplicar el precio de nuestra cesta de la compra. Fíjate en la manera en la que cocinan sus platos los restaurantes y antes de lo que crees serás un fiel seguidor de los alimentos japoneses.

Comer fuera también es una opción muy interesante a tener en cuenta. El menú del mediodía ronda los 1000 yenes en casi cualquier restaurante y a menudo la comida es de una calidad excelente. Existen también puestos callejeros que ofrecen bentō (弁当) a un buen precio -alrededor de 500 yenes- y los konbini no se quedan atrás proporcionando múltiples alternativas para comer en cualquier sitio bastante barato.

A la hora de salir por la noche, existe una tipología de bares conocida como izakaya (居酒屋) donde la comida -y sobre todo la bebida- son más baratas. Cadenas japonesas como Ichiran, Yoshinoya o Matsuya también ofrecen menús que rondan los 1000 yenes con un plato principal abundante.

Precio medio de la comida/bebida

Cerveza: 200 yenes aprox. en el supermercado, 300-700 yenes aprox. en un bar
Ramen: aproximadamente 700 yenes
Café en un Starbucks: entre 400 y 700 yenes
Comida para llevar (bento): entre 400 y 600 yenes

Tren bala japonés

Respecto al transporte

La calidad de los transportes japoneses es excepcional: son puntuales, limpios y pasan con frecuencia, pero esa misma calidad hace que los billetes de tren o avión sean inaccesibles para algunas personas.

El tren bala japonés, conocido como Shinkansen, es considerablemente caro. Los trenes locales tienen precios más asequibles, aunque también suben si las distancias son muy largas o si son líneas que van más rápido de lo normal.

Como en todo, hay trucos para poder viajar sin que nuestro bolsillo se vea muy perjudicado. Para moverse dentro de la ciudad y alrededores, el metro es una buena opción ya que es barato y tiene la misma calidad que los trenes. Comprarte una bicicleta también es una idea fantástica si no vives muy lejos de tu trabajo: harás ejercicio y el coste de moverte será cero. Para los viajes largos, el autobús nocturno es el medio ideal: a diferencia de otros países, en Japón este medio es limpio, cómodo, puntual y seguro. El billete puede costar hasta la mitad que el del tren y hay muchísimas rutas disponibles.

Precio medio del transporte

Billete de sólo ida en el metro: 210 yenes (dependiendo del trayecto)
Abono mensual: entre 7,000-10,000 yenes
Trayecto en tren de Tokio a Osaka solo ida: unos 15,000 yenes

Calculadora para costes de la vida en Japón

Otras posibles gastos

Aunque no sean gastos imprescindibles, el dinero para el ocio también suele formar parte de nuestro día a día. Realizar actividades fuera de los estudios o del trabajo también es importante, sobre todo para poder disfrutar de un país que no es el tuyo.

Si te gusta hacer deporte pero el gimnasio te parece caro puedes optar por hacer deporte al aire libre o informarte sobre el gimnasio que algunos ayuntamientos ponen a disposición de sus ciudadanos.

Los cines y spa ofrecen en muchas ocasiones descuentos un día concreto de la semana: si acudes ese día en lugar de los sábados o domingos, tu bolsillo lo notará. Las fiestas locales, conocidas como matsuri en japonés, no requieren entrada y son un espectáculo maravilloso al que se puede asistir gratis.

Cuando quieras comprar algo que necesites como un teléfono, una bicicleta, muebles para la casa o accesorios para empezar a hacer un deporte, échale un vistazo a las webs donde venden cosas de segunda mano. En Japón hay mucha movilidad, y por lo tanto, una oferta enorme de objetos en venta.

Precio medio de opciones de ocio

Gimnasio particular – Entre 7,000 y 10,000 yenes al mes
Entrada de cine en fin de semana – 1,800 yenes
La página web de Numbeo.com hace una aproximación de los gastos que quizás tengas que afrontar si decides venir a Japón. Es sólo un ejemplo, pero probablemente te ayude a hacerte una idea más real.

Sigue nuestros consejos y verás que el coste de la vida en Japón no es tan alto como parece. ¡Ánimo!

Para más artículos sobre la vida en Japón, visita el blog de Go! Go! Nihon.