En la oficina de correos japonesa puedes hacer muchas más cosas de las que piensas. No solo puedes enviar correos y paquetes, sino también sacar dinero, ¡e incluso comprar souvenirs! La Japan Post se llama en japonés yūbinkyoku (郵便局), los buzones son rojos y el símbolo de las oficinas es la 〒, parecida a la letra te (テ) en katakana.

Veamos todos los servicios disponibles en la oficina de correos japonesa.

1. Enviar cosas

Ya sean cartas, paquetes o simples postales (ハガキ, hagaki), tienes que ir a la oficina de correos a enviarlas. El correo internacional se puede enviar por tierra (船便, funabin), aire (航空便, kōkūbin) o en modo económico, también por aire (tiene menor prioridad). También está disponible el servicio de correo urgente EMS (国際スピード郵便,  kokusai supiido).

Si quieres enviar algo a Japón desde un país extranjero, échale un vistazo a nuestra guía sobre cómo enviar un paquete a Japón.

La oficina de correos japonesa también dispone de un servicio para reenviar paquetes cuando te mudas. Si te vas de Japón definitivamente, es muy sencillo y económico enviar paquetes a casa. También puedes redirigir tu correspondencia a la dirección de un amigo. Esto dura un año desde el momento en el que te vas de Japón.

2. Comprar sellos 

Los sellos (切手, kitte), tanto para correo doméstico como para correo internacional, se venden en la oficina de correos. También puedes comprarlos en las tiendas de conveniencia y en los mostradores de las oficinas de turismo. Aun así, para enviar cosas que no sean postales es mejor ir a la oficina de correos para conseguir los sellos. Allí puedes calcular el peso de la carta o del paquete y podrás obtener el sello adecuado para tu envío.

También puedes comprar en la oficina de correos japonesa otras cosas, como por ejemplo sobres (封筒, fūtō).

3. Comprar sellos de ingresos

En Japón es muy normal que te pidan que compres sellos de ingresos (収入印紙, shūnyū inshi) para entregar ciertos documentos. Estos sellos se parecen a los sellos ordinarios, pero con ellos se pueden pagar los impuestos. Los sellos de ingresos se adjuntan a una gran variedad de documentos oficiales, como documentos para la renovación del visado, para que sean legalmente efectivos. Es una forma de demostrar que están pagados. Los precios de los sellos de ingresos pueden ser muy variados, así que asegúrate de pagar la cantidad correcta para ese documento legal específico.

Postal gotochi

4. Comprar postales y gotochi

Las gotochi son postales que muestran las especialidades locales de cada prefectura de Japón. Solamente están disponibles en la oficina de correos de esas prefecturas específicas. Se coleccionan y los aficionados a las postales las demandan muchísimo. Son de edición limitada, como muchos otros artículos en Japón, lo cual aumenta aún más ese entusiasmo por comprarlas y coleccionarlas. Las gotochi también puedes usarlas como pequeños recuerdos que simbolizan las prefecturas que has visitado durante tu estancia en Japón, y lo bueno es que no ocupan demasiado espacio dentro de la maleta.

5. Cuenta de ahorros 

La oficina de correos japonesa también ofrece servicios bancarios y te permite abrir fácilmente una cuenta bancaria allí, en lugar de hacerlo en un banco normal. Una de las ventajas que tiene es que puedes acceder a esta cuenta de ahorros en cualquier parte dentro de Japón. No todos los bancos están disponibles en todo el país, por lo que muchos viajeros y extranjeros eligen abrirse una cuenta en la Japan Post para que todo sea mucho más cómodo.

6. Retirar dinero

La oficina de correos es uno de los pocos lugares donde puedes retirar dinero desde una tarjeta de débito internacional (también puedes hacerlo en los establecimientos de las tiendas de conveniencia 7 Eleven). Ten en cuenta que las oficinas de correos japonesas no están abiertas las 24 horas del día, así que comprueba las horas de apertura antes de ir, busca un cajero ATM verde y podrás hacerlo allí.

7. Enviar dinero a casa

Si has estado trabajando en Japón y quieres enviar dinero a tu país, puedes hacerlo también en la oficina de correos. Asegúrate de que tu país acepte este tipo de transferencias y de que puedas demostrar que se te ha descontado el porcentaje de impuestos correspondiente (ya sea en Japón o en tu propio país) del dinero que vas a enviar.

Buzón en Ikebukuro, Tokio

8. Recoger correspondencia 

Si algún paquete se ha perdido, puedes reenviarlo fácilmente a tu casa siguiendo nuestra guía sobre el servicio de reenvío en Japón. También puedes presentarte en la oficina de correos para recogerlo. Puede que este servicio solamente esté disponible en algunas oficinas de correos, y obviamente dentro de los horarios de apertura, pero es una opción que existe y te conviene conocerla.

9. Obtener un seguro 

La Japan Post también ofrece un seguro de vida (生命保険, seimei hoken) muy útil.

Para encontrar tu oficina de correos más cercana, visita la página web de la Japan Post.

Si vives en Japón, seguramente irás más de una vez a la oficina de correos, pues los servicios que ofrece son muy variados. Esperamos que esta guía te haya servido de ayuda.

Para más información sobre la vida en Japón, síguenos en nuestro blog.

Traducido por María del Carmen Baena Lupiáñez [Original]