Acabas de llegar al país del sol naciente. Te has matriculado en una escuela, te han contratado desde tu país, has recibido una beca, o quien sabe, igual te has casado con un japonés o japonesa, y vienes a probar suerte.

Sea cual sea tu situación, una de las primeras tareas a realizar tras tu llegada a Japón será abrir una cuenta bancaria. La vas a necesitar para alquilar tu apartamento, para recibir tu primer sueldo o para realizar alguna que otra gestión más. Lógicamente, si tu intención es visitar el país como turista no necesitarás hacerlo. Es más, no te lo permitirán, ya que el cliente necesita ser poseedor de una visa de estudiante o de residente. Junto a este documento, tendrás que presentar tu nueva tarjeta de residencia (Zairyū card, 在留 カード) y un número de teléfono.

Sellos japoneses

¿Qué banco es mejor?

Las opciones son numerosas. Si quieres abrir una cuenta bancaria en Japón tienes que saber que existen tres grandes bancos japoneses: UFJ, Mizuho y Sumitomo Mitsui, que cuentan con diferentes divisiones como SMBC Trust o Senshuu Bank. Por su poder y tamaño, disponen de una mayor cobertura en todo el país.

A simple vista, abrir una cuenta bancaria en cualquiera de estas entidades sería la opción más sencilla, pero la realidad es muy diferente. Salvo excepciones puntuales, la gran mayoría de bancos nipones te van a atender íntegramente en japonés, van a necesitar que utilices tu sello personal (hanko, 判子), y te van a exigir al menos seis meses de residencia demostrables en el país, algo matemáticamente imposible en la mayoría de los casos. No te asustes todavía. Para abrir tu propia cuenta bancaria existen otras opciones igual de válidas que tienen en consideración ese pequeño detalle: la mayoría de extranjeros que llegan a Japón no tienen hanko y llevan poco tiempo en el país.

Japan Post Bank es el banco del servicio postal japonés, y esto es algo bastante conveniente porque cuenta con más de 230 oficinas repartidas por todas las prefecturas del país.
Si bien JP Bank es una opción muy utilizada entre los recién llegados que quieren abrirse una cuenta bancaria en Japón lo antes posible, tiene un inconveniente que puede ser un gran problema según tu situación y es que no todas las oficinas ofrecen servicio en inglés. La mayoría de sus empleados hablan únicamente japonés, y si llegas a Japón para aprender el idioma desde cero y no tienes a algún conocido japonés que te eche una mano, se te pueden complicar un poco las cosas. Por ello si quieres abrir una cuenta con este banco te recomendamos que acudas a una oficina más grande en zonas más populares y transitadas como Shinjuku, donde tendrás más oportunidades de ser atendido en inglés.

Tarjetas de crédito en un bolsillo

Nuestra recomendación

ACTUALIZACION: Una versión anterior de este artículo recomendaba Shinsei Bank como la mejor opción, sin embargo este banco ha modificado sus condiciones de manera que no te permite abrir una cuenta si no has vivido en Japón un mínimo de seis meses. Por ello recomendamos JP Post. 

JP Post es el único banco japonés que permite a menores de edad abrir una cuenta en Japón, y tampoco requiere un sello personal. Si te abres una cuenta nada más llegar a Japón, podrás abrir un tipo de cuenta limitada que te permite recibir depósitos de cuentas dentro de Japón, pero no te permite hacer transferencias a otros bancos desde la ATM o al extranjero durante los primeros seis meses. Una vez pasado ese tiempo, puedes solicitar que realicen el cambio a un tipo de cuenta normal para poder realizar todo tipo de transferencias. El proceso es simple y únicamente tendrás que rellenar unos pequeños formularios con tu nombre, dirección y teléfono.

Sin embargo, si llevas en Japón más de seis meses, recomendamos Shinsei Bank. En esta entidad, dependiendo de la oficina, cuentan con empleados que hablan inglés, y tienen disponible un starter kit (kit de inicio), pensado para los extranjeros que quieren abrir una cuenta bancaria en Japón, y folletos traducidos al inglés. También ofrece la posibilidad de abrir una segunda cuenta bancaria con una moneda diferente al yen. Esto puede venir muy bien, si vas a viajar a Europa o América con frecuencia, ya que te puedes beneficiar de las fluctuaciones del cambio de divisas. Por supuesto, existen bancos extranjeros operando en Japón como Barclays, BNP Paribas, Citi, Credit Suisse o Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, pero que pueden resultar menos recomendables ya que no disponen de tantas oficinas y si te alejas de las grandes ciudades puedes tener serios problemas para encontrar una.

Elijas lo que elijas, una vez abras tu cuenta bancaria, recibirás una cash card, una tarjeta para retirar o ingresar dinero en los cajeros automáticos. Para pagar en establecimientos o tiendas online, tendrás que contratar una tarjeta de débito o crédito.

En resumidas cuentas, una vez hayas sopesado todas la posibilidades recuerda que sea el banco que sea, en el momento de abrir tu propia cuenta bancaria necesitarás lo siguiente:

  • Pasaporte y visa válidos
  • Tarjeta de residencia: Zairyū Card
  • My number: número personal conectado a la seguridad social e impuestos
  • Factura asociada a la dirección de tu casa. *no en todos los casos
  • Sello personal (hanko) o firma (JP Post Bank o Shinsei Bank)
  • Número de teléfono

Y con esto lo tendrías todo listo para empezar tu nueva vida en Japón, ¡mucha suerte!

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.