Diferencias y similitudes entre el japonés y el español

Tiempo de lectura: 5 minutos

Si hablamos sobre los puntos en común entre el japonés y el español, probablemente se te ocurran más diferencias que similitudes: desde los orígenes de cada lengua a su escritura. Existen muchas diferencias entre los dos idiomas, ¡pero también hay muchas similitudes! Sigue leyendo para descubrirlas.

Similitudes entre el japonés y el español

A simple vista, no hay muchas similitudes entre el japonés y el español, motivo por el cual muchos hispanohablantes se muestran reticentes a empezar a estudiar japonés, pues lo ven como una lengua difícil de aprender. Sin embargo, cuando empezamos a estudiar el idioma veremos que existen algunas similitudes en ambas lenguas que pueden alentar a los estudiantes a continuar aprendiendo.

diferencias similitudes japonés español

Pronunciación

La primera similitud que salta a la vista es cómo se parece la pronunciación de ambas lenguas. Para un hablante de español es muy fácil pronunciar el japonés, y viceversa. ¡No solo eso! Sino que, al igual que el español, el japonés básicamente se lee y pronuncia tal cual se escribe. 

Sin embargo, algunos sonidos son ligeramente diferentes:

  • らりるれろ o ラリルレロ (ra ri ru re ro) se pronuncia como la erre no inicial en el español (erre suave) y, aunque algunas personas a veces lo pronuncian como ele, tal sonido no existe en japonés per sé. La doble erre o erre fuerte tampoco existe en japonés y es, de hecho, uno de los sonidos que más les cuesta a los japoneses que están aprendiendo español.
  • Por otra parte, cuando los hispanohablantes empezamos a familiarizarnos con el rōmaji y leemos «ja, ju, jo» y «ya, yu, yo», su pronunciación nos confunde ya que leído en español tendría un sonido diferente al japonés. Por una parte, los sonidos «ja, ju, jo» nosotros los pronunciaríamos como una jota, de sonido fuerte. Pero la correcta pronunciación sería igual a cómo nosotros leemos «ya, yu, yo».
  • Por su parte, la correcta forma de pronunciar «ya, yu, yo» sería más parecido a los siguientes sonidos: «ia, iu, io».
  • En cuando al sonido japonés más parecido a la jota española, sería はひふへほ o ハヒフヘホ («ha, hi, hu/fu, he, ho»). Pero este sonido no es tan fuerte como el sonido español, sino más bien como la hache aspirada propia del inglés.
  • El japonés también tiene un sonido similar al de la zeta española (según se pronuncia en España, no en Latinoamérica), aunque fonéticamente se parecería más a un sonido de «dz».
  • Por último, el japonés también tiene dos particularidades: las vocales dobles (con un sonido alargado) y las consonantes dobles o geminadas. Puedes encontrar más información sobre esto en nuestro artículo aquí.

Préstamos lingüísticos

En cuanto empieces a aprender japonés y a estudiar el katakana, te darás cuenta de que es una lengua con muchísimos préstamos lingüísticos provenientes de otras lenguas: alemán, portugués, inglés ¡y sí, también del español! Estas palabras se llaman gairaigo 外来語 y comenzaron a ser incorporadas en la lengua japonesa a partir del s. XIX. Algunos ejemplos son:

Palabra japonesa (katakana Rōmaji Español
カカオ kakao cacao
オレガノ oregano orégano
カルタ karuta carta
パン pan pan
シャボン shabon jabón
タバコ tabako tabaco
テーマ teema tema
マチェーテ macheete machete
マルガリータ marugariita margarita

En las últimas décadas, el número de extranjerismos adoptados del inglés ha ido incrementado debido a la gran cantidad de términos tecnológicos y a la globalización. Estas palabras, aunque no vengan directamente del español, también son fáciles de recordar para los hispanohablantes debido a la semejanza del español y el inglés, y a que en muchos casos nosotros también utilizamos los mismos extranjerismos anglosajones que los japoneses han adoptado. Por ejemplo:

Palabra japonesa (katakana Rōmaji Inglés/Español
メール meeru email
ビデオカメラ bideokamera video camera / video cámara
チェックイン chekkuin check-in
カクテル kakuteru cocktail / cóctel
サンドイッチ sandoicchi sandwich /sándwich
ピクニック pikunikku picnic
バー baa bar
ボール booru bowl/bol
バイパス baipasu bypass/baipás

Y por supuesto el español también está plagado de extranjerismos japoneses que seguro conoces, aunque a lo mejor no te has parado a pensar que tienen origen japonés. Encontrarás algunos ejemplos de esto en nuestro artículo sobre el tema.

Honoríficos

Seguramente te habrás percatado de que el japonés es un idioma con muchos honoríficos: sama, san, kun, chan. Los cuales son una parte indispensable del idioma, pues están directamente relacionados con cómo interactúas con los demás en Japón. Si quieres leer más sobre el tema, tenemos un artículo completo dedicado a explicar los honoríficos japoneses y cómo funcionan.

El español también tiene honoríficos, simplemente no se usan tanto como en Japón e incluso están cayendo más en desuso con el paso del tiempo. Pero «señor», «señora» y «señorita» se usan comúnmente para documentos oficiales, formularios médicos o incluso cuando compras un billete de avión. Y aunque en España cada vez se usa menos en el día a día, todavía usamos «usted» para mostrar respeto cuando hablamos con una persona mayor, un cliente o en ámbitos más formales (ámbitos legales, médicos, etc.) o más comúnmente en las cartas que recibimos desde varias empresas y servicios públicos.

Diferencias entre el japonés y el español

Por supuesto existen muchísimas diferencias entre el japonés y el español. ¡Pero eso solo significa que hay más que aprender y descubrir! Estas son algunas de las principales diferencias.

Sus orígenes

El español y el japonés tienen orígenes muy diferentes. El español es una lengua romance, producto de siglos de evolución a partir del latín vulgar, hablado desde el siglo III aproximadamente. El idioma continuó desarrollándose con algunas influencias árabes t

Tras la caída del Imperio romano en el siglo v, la influencia del latín culto en la gente común fue disminuyendo paulatinamente. El latín hablado de entonces fue el fermento de las variedades romances hispánicas, origen de la lengua española. En el siglo VIII, la invasión musulmana de la península ibérica hace que el idioma continúe desarrollándose con influencias del árabe, especialmente en palabras de uso cotidiano, nombres y gentilicios.

Mientras tanto, nadie conoce los orígenes exactos del japonés y no está completamente vinculado a ningún otro idioma o familia de idiomas existentes. Las teorías más populares son que está relacionado con el coreano (por la extrema similitud en la estructura gramatical y la pronunciación de algunas palabras), o con un grupo de lenguas conocidas como lenguas Uralaltaicas, o incluso podría estar relacionado con ambos. Los idiomas Uralaltaicos incluyen idiomas turcos y mongoles, así como idiomas hablados en Finlandia, Hungría y Estonia.

El japonés también tiene fuertes influencias chinas en su escritura. El idioma chino fue traído por los chinos que vivían en Japón y el uso de sus caracteres fue adaptado al idioma japonés desde el siglo V.

diferencias similitudes japonés español

Sistema de escritura

Mientras que el español usa un alfabeto latino de 27 letras para formar palabras, el japonés usa tres sistemas de escritura diferentes: hiragana, katakana y kanji. Los silabarios hiragana y katakana se componen de 46 sílabas básicas cada uno. El hiragana se usa para palabras de origen propiamente japonés y elementos gramaticales, mientras que el katakana se usa principalmente para palabras de origen extranjero.

Los kanji son los caracteres o ideogramas chinos. Existen más de 50.000 kanji, aunque, siendo realistas, la mayoría de los adultos no conocen la gran mayoría de estos. Si eres un estudiante de japonés y deseas alcanzar el nivel más alto de la prueba de dominio del idioma japonés (JLPT o NOKEN), necesitarás conocer alrededor de 2.000 kanji.

Puedes aprender más sobre el sistema de escritura japonés aquí.

Estructura gramatical

El español sigue la estructura gramatical de Sujeto + Verbo + Objecto, mientras que el japonés se estructura así: Sujeto + Objecto + Verbo

Por ejemplo, la frase: “Yo tomo el desayuno cada día a las 7 en punto” sería:

私は毎日7時に朝ごはんを食べます。
Watashi wa mainichi shichiji ni asagohan o tabemasu.

Si analizamos la estructura gramatical vemos:
Watashi wa, 私は (yo) – sujeto

Asagohan o, 朝ごはんを (el desayuno) – objeto

Tabemasu, 食べます (tomar/comer) – verbo

Niveles de formalidad

Una de las cosas que hacen del japonés un idioma difícil de aprender, son sus diferentes niveles de formalidad. Keigo 敬語, o lenguaje honorífico, es una parte indispensable del idioma y la sociedad, especialmente si quieres trabajar en Japón. Pero es que además existen diferentes tipos de keigo según la situación y con quién estés hablando. Lee más al respecto aquí.

En español también utilizamos la forma «usted» de los verbos, un vocabulario más sofisticado o un determinado tono para transmitir cortesía, pero nada de esto es comparable a la complejidad del keigo.

Aprende japonés con Go! Go! Nihon

Aprende más sobre el idioma japonés estudiando en Japón en una de nuestras escuelas asociadas. O si lo prefieres, también tenemos una variedad de cursos online que abarcan desde el nivel principiante hasta un curso de japonés para los negocios. Conoce más sobre los cursos online aquí.

Comparte este artículo

Go! Go! Nihon

Artículos relacionados