Muchos son los que, atraídos por todo lo que el país nipón puede ofrecer, deciden estudiar japonés. A lo largo de todo el globo se pueden encontrar numerosos métodos de aprendizaje de la lengua japonesa, como cursos de idiomas y escuelas de enseñanza de lenguas extranjeras. Sin embargo, aunque resulta primordial aprender una lengua con profesores que guíen el aprendizaje, vivir durante una temporada en el país que habla dicho idioma es una experiencia única que ayuda mucho para aprender no solo a nivel académico, sino también a nivel personal. En este caso, los beneficios de estudiar japonés en Japón son innumerables, así que es una opción de lo más recomendable.

A continuación te explicamos algunos de estos beneficios.

profesora de japonés

Se progresa con mucha más rapidez

Puesto que el japonés puede resultar un poco complicado para el que lo estudia si no lo sitúa en su contexto cultural natural, estudiar japonés en Japón le permite al estudiante extranjero poder disfrutar de la lengua japonesa mientras se desenvuelve en el día a día y se familiariza con el entorno japonés. De esta manera, el estudiante podrá enriquecerse en muchos aspectos, porque aprenderá a vivir de forma independiente mientras no deja en ningún momento de practicar japonés.

Al sentir la obligación de comunicarse en japonés para realizar las tareas diarias, el estudiante aprenderá mucho más rápido las expresiones que debe utilizar para cubrir sus necesidades más básicas. Debido a que se verá en la obligación de hablar en público, perderá, con el tiempo, el miedo a equivocarse. Por lo general, los japoneses son muy comprensivos con los estudiantes extranjeros, y siempre intentan entender lo que estos quieren decir, aunque no esté bien dicho. Ellos valoran que otros hablen su idioma y se interesen por su cultura. Así que no importa equivocarse. Para disfrutar de los beneficios de estudiar japonés en Japón lo importante es no dejar nunca de hablar y no tener miedo a cometer errores.

Por otra parte, durante su estancia en Japón, muchos estudiantes deciden también adentrarse en el mundo laboral japonés mediante un trabajo a tiempo parcial. Esta opción permite poder seguir estudiando la lengua japonesa y aprender de su cultura dentro de un ambiente de trabajo eminentemente japonés mientras se compatibiliza con los estudios. Es una experiencia muy enriquecedora, ya que le permite al estudiante desarrollarse a nivel profesional y, al mismo tiempo, ayudarle a comprender la filosofía de trabajo japonesa y sus costumbres dentro del entorno laboral.

A todo este enriquecimiento profesional y personal, otro beneficio de estudiar japonés en Japón que también hay que es el de poder aprender la lengua japonesa mientras se disfruta de los numerosos eventos culturales que se desarrollan en Japón. Se pueden asistir a matsuri (festivales) a lo largo del país durante todo el año. El hanami (las flores de cerezo) en primavera, o el momiji (cambio de color de las hojas) en otoño son algunos de los eventos más conocidos, pero existen muchos más festivales y espectáculos autóctonos que merecen la pena ver.

Evento internacional en Japón

Estudiar japonés en Japón permite hacer amigos japoneses

En Japón, hay muchas formas de hacer amigos japoneses. Por ejemplo, si se quiere empezar poco a poco y sin salir del ámbito académico, algunos centros ofrecen cursos de conversación con voluntarios nativos. Los voluntarios tratan temas muy variados, y enseñan la gramática y el vocabulario necesario para poder seguir la conversación que se esté manteniendo con cierta fluidez. De modo que el alumno podrá conocer todo tipo de personas que tengan acentos, expresiones y formas de hablar diferentes. Asimismo, con este método se pueden conocer aspectos de la cultura japonesa que serían casi imposibles de conocer si no se hablara con japoneses. Esta variedad de temas permitirá encontrar a personas con aficiones similares con las que quedar después, fuera de las clases.

También existen muchos eventos en los que japoneses y estudiantes extranjeros se reúnen para pasar un buen rato mientras uno aprende el idioma del otro. Estos intercambios son muy populares, ya que se realizan siempre en un ambiente distendido y divertido. Hay muchos japoneses que sienten curiosidad por las lenguas y culturas extranjeras, así que es una buena ocasión para conocer a japoneses con alma española o de cualquier otra parte. Esta es la forma más amena de aprender japonés. Siempre es recomendable tener amigos japoneses cerca cuando se vive en Japón, porque esto hace la estancia mucho más agradable. El estudiante podrá sentirse más como en casa, aun estando al otro lado del mundo.

Con lo cual, los beneficios de estudiar japonés en Japón son muy numerosos, puesto que enriquecen al estudiante en todos los sentidos. El estudiante extranjero se familiariza mucho más fácilmente con la lengua y la cultura japonesa al conocer a fondo los entresijos de sus ciudades y de sus gentes.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.