La sociedad japonesa utiliza continuamente expresiones para dar las gracias, ser correcto o disculparse con alguien. El uso de las mismas es más reiterado que en otros países porque viene integrado en la educación. No significa que la población nipona sea servicial por naturaleza sino que debido al gran número de personas que viven en Japón y al espacio reducido en el que se convive, desde la niñez en las escuelas se enseña a ser respetuoso, con el fin de compartir los espacios pacíficamente.

Dejando aparte las expresiones más conocidas como disculpe o gracias, en Go! Go! Nihon hemos querido hacer una selección de las expresiones japonesas más comunes para poder estar a la altura cuando estamos territorio nipón. Vamos a dividirlas por ámbitos de uso para que sea más fácil la memorización.

Onigiri itadakimasu

Alrededor de la mesa (para usar en las comidas)

Existen dos expresiones japonesas que no podéis dejar de usar si vais a compartir vuestra mesa con una persona japonesa. La primera es itadakimasu ( いただきます) , que se pronuncia antes de empezar a comer (comenzar sin haberla pronunciado puede quedar un tanto rudo). A pesar de que genera confusión y que muchas personas creen que significa “que aproveche” alberga dos significados completamente diferentes.

El primero hace referencia al sentimiento de gratitud hacia todas las personas que han participado en el proceso de preparación de ese plato (el que lo ha cocinado, cosechado, cazado, etc); el segundo hace referencia al agradecimiento hacia la comida en sí misma. En Japón, por su historia, se cree que en la naturaleza hay vida, incluyendo los animales y vegetales, de modo que podría traducirse como “gracias por dejar que os comamos”, aunque no exista una expresión literal para esta palabra en español.

La segunda expresión es gochisōsama deshita (ごちそうさまでした) , que se pronuncia al acabar la comida y que también expresa gratitud. Si desgranamos la expresión se traduciría de la siguiente forma: “go” (御) denota la cortesía en un banquete o comida lujosa; “chisō” (馳走) significa “correr mucho” alegando a que antiguamente al no existir frigoríficos o tiendas convencionales era muy difícil conservar y transportar la comida y por tanto hace referencia a hacer todo lo posible para servirla bien; “sama” (様) es el máximo honorífico japonés y se añade en la expresión para mostrar mucho respeto hacia los que la han preparado, y por último “deshita” es la forma en pasado del verbo “ser”, que alude a algo que ya ha sucedido.

Saludos para irse de un lugar familiar

Hemos escogido dos expresiones japonesas, en este caso saludos que pueden utilizarse tanto en casa, como en una oficina de trabajo, como al salir del país (o volver al mismo). Para despedirnos de alguien al salir de casa o de la oficina utilizamos ittekimasu (いっ てきます) que significa “me voy, hasta luego”.

Se emplea sobre todo para indicar que nos vamos y que posteriormente volvemos a un sitio que nos es familiar, por eso también está aceptado para despedirnos en la oficina (si vamos por ejemplo a una reunión y volveremos luego) o incluso para salir de Japón si es donde estamos viviendo y donde en el futuro tenemos pensado volver. Ittekimasu literalmente significa: voy y vengo -vuelvo- (itte: voy, kimasu: vengo).

De la misma forma, para responder al saludo que acabamos de explicar se utiliza itterasshai (いってらっしゃい) . En español se podría traducir como “Hasta luego, que te vaya bien”, aunque su significado literal en este caso es “que te vayas y vuelvas (o vengas)” (itte: vas , irasshai: vienes). Al decir esta expresión se sobreentiende que le deseamos lo mejor a la otra persona y que esperamos que vuelva.

Donna giapponese si inchina

Saludos para volver a un lugar familiar

Al igual que hemos visto los saludos que se pueden hacer para despedir a alguien, también son importantes los saludos para recibir. Las dos expresiones japonesas más utilizadas en ambientes familiares son los siguientes: tadaima y okaerinasai.

La persona que regresa a casa normalmente dice tadaima (ただいま), que significa literalmente “justo ahora” pero en español se traduciría como “ya estoy aquí” o “ya he vuelto”.

Usar esta palabra en un contexto de oficina sonaría quizás un tanto informal, así que recomendamos evitarla o quizás añadir otra palabra que la formalice un poco, como por ejemplo “tadaima modorimashita” que significaría “ya he vuelto” en ese contexto.

Las personas que ya están en casa o en la oficina y saludan a la persona que acaba de volver utilizarían la palabra okaerinasai (おかえりなさい ), para un contexto un poco más formal (en ambiente laboral o si le estamos hablando a un familiar que es mucho más mayor que nosotros); o okaeri ( おかえり ) en contexto totalmente familiar, para saludar por ejemplo a nuestros hermanos o a nuestros padres si ya somos adultos. En español lo traduciríamos como “bienvenido a casa”.

Resumiendo, podemos utilizar todas estas expresiones japonesas en estos contextos: antes de comer (itadakimasu), después de comer (gochisōsama deshita); al irnos de nuestra casa o de la oficina (ittekimasu), para contestar a la persona que se está marchando (itterasshai) y por último para avisar de que hemos vuelto a casa (tadaima) y para contestar a la persona que acaba de llegar (okaeri).

Si os ha gustado este artículo no dejéis de compartirlo y ¡no os perdáis nuestro próximo post en el blog de Go! Go! Nihon sobre costumbres y cultura en el país nipón!