Japón es un archipiélago estratovolcánico conformado por 6.852 islas que se extienden a lo largo de 377.915 km2 de superficie. Aunque este número puede sorprender, y sorprende, lo cierto es que gran parte del país se compone únicamente de cuatro islas: Hokkaido, Honshu, Shikoku y Kyushu, siendo Honshu la isla principal.

Hoy os vamos a hablar de las ocho regiones de Japón y contaros, brevemente, cuáles son sus mayores atractivos de cara al turismo.

Flores shibazakura en Hokkaido

Hokkaidō (北海道)

Dentro de las ocho regiones de Japón es la segunda isla más grande, y la región más fría de todas. En agosto las temperaturas bajan a 17 grados y en enero a -12, siendo un lugar fantástico para los aficionados a los deportes de invierno. Estamos hablando del Japón más alejado de la civilización, lleno de parques nacionales y vida salvaje.

Sapporo es su ciudad principal, y junto a ella nos encontramos lugares como Niseko con sus valles nevados, Furano con sus campos de flores o Noboribetsu o Jozankei, con sus populares aguas termales. Como curiosidad, Abashiri, conocida por su prisión y sus lagos helados.

Gastronomía: pescado y marisco, Kani-meshi (arroz con cangrejo), Ika-meshi (arroz con calamar). Única región donde se crían ovejas, y por ello tenemos recetas con cordero como Genghis Khan.

Paisaje de otoño en el Tohoku

Tōhoku (東北)

Tohoku fue puesta en el mapa internacionalmente por el lamentable accidente de Fukushima. Su ciudad más importante es Sendai, en la prefectura de Miyagi, y junto a ella Akita, Yamagata o Aomori. Son especialmente llamativos los onsen de Obanazawa, que inspiraron a los estudios Ghibli para dibujar algunos escenarios de El viaje de Chihiro, o las montañas heladas de Yamagata.

También destacaría el lago Towada, la meseta de Hachimantai, Matsushima o el monte Zao.

Gastronomía: Sasakamaboko (Miyagi), Wanko-soba (Iwate), Kiritanpo (Akita).

Horizonte de la torre de Tokio

Kantō (関東)

Lógicamente, el principal atractivo de esta región de Japón es visitar su capital Tokio. En la metrópolis podrás disfrutar de una oferta de ocio impresionante y recorrer algunos de los barrios más interesantes del país, como Shinjuku con sus rascacielos, Shibuya, zona de ocio por excelencia, Harajuku, y Takeshita Dori, donde conocer las diferentes tribus urbanas de la ciudad y nuevas tendencias de moda.

Si te gusta el anime, el manga, los videojuegos o la tecnología, tampoco puedes perderte Akihabara, el barrio electrónico de la ciudad, que no queda demasiado lejos de Asakusa, la zona más tradicional de la capital nipona.

Junto a todos estos destinos están la isla artificial de Odaiba, el santuario Meiji, los miradores gratuitos del gobierno metropolitano o la Tokyo Sky Tree.

Además, en la región se encuentra Nikko y Kamakura, dos destinos muy recomendables si has planificado tu viaje o escapada con suficientes días. Y en Chiba pueden visitarse Tokio Disneyland y DisneySea, ideales para los amantes de los parques de atracciones.

Gastronomía: Namero (Chiba), Monja-yaki (Tokio), Fukagawa-meshi (Tokio)

El parque Kenrokuen de Nagoya

Chūbu (中部)

La región de Chūbu abarca nueve prefecturas entre las que se incluyen Aichi, Gifu, Nagano o Shizuoka. La ciudad más importante es Nagoya, pero sin duda, la estrella de la función es el monte Fuji, símbolo del país que se encuentra en Shizuoka.

A pesar de que se suelen priorizar otras regiones de Japón, como la de Kansai o la de Kantō, esta región central japonesa esconde muchísimas sorpresas y algunos de los rincones más pintorescos y espectaculares de todo el país. Tenemos a Shirakawa y Takayama, dos villas de cuento con sus casas-granja tradicionales, que cambian totalmente según la estación del año.

También tenemos Kanazawa con sus casas de té o Nagano, con sus espectaculares onsen de montaña, el parque nacional de Hakone, el valle de Kiso en Nagoya, y por supuesto, el monte Fuji, casi nada.

Gastronomía: Unagi o anguila (Shizuoka), Misokatsu (Aichi), Sake (Niigata), Hotaruika o calamar luciérnaga (Toyama), Jibu-ni (Ishikawa).

Calles de la noche en Kyoto

Kansai (関西)

A Kansai se le conoce también como Kinki y acoge algunas de las regiones de Japón más importantes como Kioto, Nara, Hyogo u Osaka. Para el turista es posiblemente la región ideal, porque en muy pocos días se pueden recorrer diferentes ciudades que no se alejan demasiado unas de otras.

Por una parte, las antiguas capitales de Japón, Kioto y Nara, cargadas de templos, santuarios y lugares maravillosos. Por otra, Kobe, mi ciudad de residencia, con el puerto, Chinatown y por supuesto, su famosa carne. No me olvido de Osaka, lugar donde viví algo más de un año y donde trabajo actualmente y que es, en mi opinión, la ciudad más auténtica de la nación. Namba y Dotonbori, Shin-Sekai, su castillo o el Den Den Town son algunos puntos que no puedes perderte, junto a los Universal Studios.

En Mie destacaría Ise-jingu, conocido por todos como Oise-san, la casa-museo Ninja, o Parque España, un parque de atracciones inspirado por la cultura española, mientras que en Shiga, resulta especialmente llamativo el lago Biwa.

Gastronomia: Takoyaki (Osaka), Okonomiyaki (Osaka y Hiroshima), Yudofu (Kioto), Koyadofu (Wakayama), Funazushi (Shiga), Buey de Kobe (Kobe).

Sanctuario de Itsukushima

Chūgoku (中国)

Esta región de Japón, al igual que Tōhoku, es conocida mundialmente por otra tragedia, el lanzamiento de la bomba atómica en Hiroshima, su ciudad más importante. En ella, podremos visitar el emocionante museo de la Paz y/o probar un delicioso modanyaki. También allí se encuentra otro lugar para descubrir, Tottori, con sus dunas de arena, el monte Daisen o el museo de Shigeru Mizuki.

Otras alternativas para visitar en la región son Yamaguchi, Okayama y Shimane.

Gastronomía: Okonomiyaki (Hiroshima y Osaka), Fugu o pez globo (Yamaguchi), Izumo soba (Shimane)

Paisaje de Ehime desde la cima de una colina

Shikoku (四国)

Es la más pequeña de las cuatro islas principales, y es conocida por sus templos y ruta de peregrinación. Su ciudad más importante es Matsuyama, pero lo interesante de Shikoku es explorar sus parajes naturales, jardines como el Ritsurin u onsen, como los de Dōgo, y por supuesto sus citados templos y santuarios como el de Kotohira, con sus 785 escalones.

También destacaría el castillo de Matsuyama, uno de los más bonitos de Japón.

Gastronomía: Sanuki udon (Kagawa), Tai o dorada (Ehime), Bonito (Kochi).

Cascada en el Kyushu

Kyūshū (九州)

De entre las regiones de Japón, Kyūshū se divide en dos zonas, la norte con Fukuoka, Kumamoto, Nagasaki, Oita y Saga, y la sur, con Kagoshima, Miyazaki y Okinawa. Fukuoka es la ciudad más importante con un millón y medio de habitantes, y junto a ella son muchos los atractivos de Kyushu.

En Kyushu se encuentra la isla de Yakushima, otra fuente de inspiración de Ghibli, en este caso para su Princesa Mononoke, un lugar espectacular con más de 1900 especies de organismos vivos, incluyendo cedros de más de 1000 años. También, como buena zona volcánica, abundan los onsen, destacando los de Beppu y Yufuin, en Oita.

Gastronomía: Mizutaki (Fukuoka), Sara udon (Nagasaki), Hiyajiru (Miyazaki).

Como podéis ver Japón es un país con una gran diversidad, en el que estamos seguros de que no os aburriréis y que os animamos a visitar.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.