Cuando imaginas tu futuro en Japón, ¿qué ves? ¿Estudiar y después trabajar? ¿Estudiar un idioma y luego acceder a educación superior? ¿Dirigir tu propio negocio? Cualquiera que sea tu visión, necesitas tener un plan de visa para poder vivir con éxito en Japón a largo plazo.

Sabemos lo desalentador que puede parecer, ya que hay muchos tipos de visados con sus propias restricciones y oportunidades. Para ayudarte hemos elaborado nuestro recomendado plan de cinco años.

Antes de nada: ¿es Japón realmente para ti?

Mudarse a un nuevo país para un largo periodo es algo muy importante. Lo primero que tienes que tener claro: ¿es Japón el país ideal para ti? Si puedes, primero intenta visitar Japón como turista.

Ten en cuenta que vivir en un país y visitar un país de viaje son dos cosas muy diferentes.

Pregúntate si verdaderamente visualizas una vida en Japón, y tus razones para ello. Sé realista y evalúa los pros y los contras antes de sumergirte en la siguiente etapa de tu plan.

Si tienes suerte, podrás entrar al país con un visado de turista de 90 días. La mayoría de nacionalidades lo reciben a su llegada al aeropuerto.

Si quieres probar las clases de japonés en tu visita como turista, revisa nuestros Viajes de Estudio a Japón. Son viajes de corta duración en los que puedes aprender japonés en una escuela de idiomas, pero también participar en actividades divertidas y culturales.

Estudiar japonés

Años 1 a 2: Aprender el idioma

Aprender japonés es importante si quieres vivir en Japón a largo plazo, especialmente si quieres trabajar o acceder a  educación superior.

La mayoría de las empresas que contratan a extranjeros requieren que estos posean al menos un nivel de negocios, o el JLPT N2 de japonés. Esto puede variar dependiendo de los requisitos del puesto y de la empresa, pero las oportunidades más allá de los puestos en la enseñanza, donde se trabaja en inglés o en tu lengua nativa, son poco frecuentes.

Del mismo modo, la mayoría de los colegios y universidades vocacionales sólo aceptan estudiantes que tengan un nivel adecuado de japonés.

Si comienzas como principiante en una escuela de idiomas, puedes esperar alcanzar el nivel JLPT N2 en unos dos años. Esto si estás inscrito a tiempo completo en la escuela, asistes a todas tus clases, y te comprometes a hacer tus tareas y estudiar fuera del aula.

Puedes obtener una visa de estudiante por un máximo de 2 años estudiando japonés en una escuela de idiomas. También podrás trabajar hasta 28 horas a la semana durante este tiempo.

Lee el siguiente artículo para saber cómo funcionan las escuelas de japonés.

aula de universidad

Años 3 a 4: Educación posterior

Para aquellos que no tienen un título que les permita trabajar en Japón, o quieran seguir estudiando, los años siguientes a la escuela de idiomas deberán ser en la educación superior. Para esto, se necesita nuevamente una visa de estudiante.

El tipo de educación a perseguir dependerá de tus objetivos. Por ejemplo, si quieres hacer algo relacionado con el diseño, puedes inscribirte a una escuela de formación profesional. Si te aceptan, estudiarás en el centro durante dos años, tras los cuales recibirás un título que te hará elegible para la visa de trabajo.

Los cursos disponibles en los institutos de formación profesional son variados. Desde arquitectura e ingeniería civil hasta fotografía o moda. La duración del curso también puede variar dependiendo de lo que estés estudiando.

Ten en cuenta que las escuelas vocacionales sólo comienzan en abril de cada año. Tenlo presente para asegurarte de terminar la escuela de idiomas a tiempo para comenzar la escuela vocacional.

Aquellos que deseen estudiar en una universidad necesitarán dedicar al menos cuatro años para completar una licenciatura, dos años para una maestría, y al menos tres años para un doctorado.

Lea más sobre el Examen EJU de ingreso a la universidad para estudiantes extranjeros.

Camino al trabajo

Años 3 a 5: Trabajo

Si ya tienes un título que te permite trabajar en Japón, o varios años de experiencia laboral, tu próximo paso después de la escuela de idiomas será encontrar un trabajo en Japón.

Tu escuela puede ayudarte a conectar con los empleadores. También puedes buscar trabajos en las plataformas online.

Solicitar un trabajo y hacer entrevistas de trabajo puede ser bastante diferente en Japón en comparación con tu país de origen. Asegúrate de familiarizarte con la forma de escribir un currículum en japonés, así como con la forma de preparar  una entrevista de trabajo en Japón.

La etiqueta también es muy importante, así que no olvides leer nuestro artículo sobre cómo vestirse para una entrevista en Japón.

Si te ofrecen un trabajo en Japón, tu futuro empleador solicitará una visa de trabajo para ti, que te permitirá trabajar en Japón a tiempo completo.

La duración de este visado oscila entre 1 y 5 años. Sin embargo, es importante saber que esta visa está vinculada al hecho de trabajar. Si dejas el trabajo por el que recibiste el visado, sólo tiene tres meses para encontrar otro trabajo antes de que el visado se invalide.

Si tu país tiene un programa de vacaciones con trabajo, también es una opción viable para «poner un pie en la puerta» en alguna empresa japonesa. Ten en cuenta que se aplican algunas restricciones basadas por países, así como la duración de este permiso.

Por favor, consulta con tu embajada si eres elegible y cómo solicitar este visado.

Año 5 en adelante 

A estas alturas, marcharse o quedarse en Japón depende de ti. Ya deberías cumplir todos los requisitos para tener un visado válido que te permita vivir en Japón a largo plazo.

Si quieres vivir en Japón indefinidamente, la residencia permanente (永住権, eijūken) es la forma más conveniente de hacerlo. No es sencillo obtener este estatus de residencia. A menudo se requiere haber vivido en Japón durante unos 10 años consecutivos con un visado de trabajo para poder solicitarlo.

Un atajo para la solicitud sería obtener el visado de «Profesional altamente cualificado», que se basa en un sistema de puntos bastante complicado. Sin embargo, te permite solicitar la residencia permanente después de obtener esta visa.

Las circunstancias pueden cambiar o puede que quieras perseguir diferentes objetivos. Asegúrate de buscar siempre asesoramiento profesional en estas situaciones para asegurarte de mantener el derecho a vivir en Japón.

Si quieres trabajar por cuenta propia o iniciar tu propio negocio, se aplica otra normativa que necesita de diferentes tipos de visados. Como estos son especialmente complicados de obtener, recomendamos consultar a un abogado de inmigración.

¿Listo para sumergirse en tu nueva vida en Japón? Contáctanos para comenzar su viaje.