Los videojuegos se han convertido en la principal industria audiovisual a nivel global superando al cine, la música o la televisión. Millones de personas disfrutan con ellos a diario. Japón fue uno de los principales artífices de este crecimiento y evolución. Aunque en los últimos años, occidente ha recuperado la importancia que perdió en los 90, el país nipón sigue siendo uno de los principales exportadores de videojuegos.

Año tras año, los jugadores seguimos divirtiéndonos con propuestas de desarrolladoras como Nintendo, Konami, Capcom, Square Enix o From Sofware, pero más allá de esta diversión, ¿es posible aprender japonés con los videojuegos?

Voy a ser sincero desde el principio. De la misma forma que ocurre con el anime o el manga, el japonés que podemos aprender con los videojuegos puede ir en contra nuestra. Los creativos que trabajan en el diseño y guión de los juegos utilizan un vocabulario que suele ser ajeno a la realidad. Inventan palabras (¡incluso kanji!) que jamás escucharemos en la vida real, los personajes mezclan el keigo (敬語), el lenguaje formal con el informal, e incluso alternan dialectos como el de Kansai (Kansai-ben, 関西弁) con el (estándar) de Tokyo (Tokyo-ben, 東京弁). Esto, aunque puede ser muy instructivo dificulta bastante el aprendizaje si no estamos familiarizados con ellos.

No te pongas las manos en la cabeza todavía, a lo largo de este artículo, vamos a ver las diferentes opciones que tenemos y comprobar que los videojuegos pueden ser una herramienta fantástica.

Dragon Quest original, ilustración de Akira Toriyama

Aprender de cero

Si empiezas ahora con el japonés es probable que no estés preparado/a para enfrentarte a un videojuego en su versión original. Necesitarás al menos tener dominado el hiragana, el katakana y los kanji más comunes para hacer frente a videojuegos sencillos. No obstante, existen algunas opciones para estos casos. Las portátiles de Nintendo, DS y 3DS (consolas sin protección regional) son un soporte fantástico para estudiar. Su doble pantalla y su lápiz nos permitirá repasar vocabulario y aprender a escribir kanji correctamente. Para alguien que empieza de cero, un programa como My Japanese Coach puede resultar interesante. Aprenderemos a escribir el furigana (hiragana y katakana) y memorizaremos vocabulario básico. Su micrófono integrado nos permitirá comprobar nuestra pronunciación.

Una vez superada esta barrera (la de reconocer el furigana) podemos probar suerte con videojuegos japoneses orientados a un público infantil que empieza a aprender el idioma. Con Kageyama Method:Tadashi Kanji Kakitori-kun: Kondo wa kanken tadaku dayo! podremos aprender los 1945 kanji básicos (jouyou, 常用漢字), mientras que  Anpanman to asobo: ABC Kyoshitsu, nos servirá para aprender vocabulario de uso común. Necesitaremos un diccionario, y lo encontraremos en Kanji sonomama rakubiki jiten. Desde luego, esto no es precisamente lo más divertido del mundo, pero como decía antes, una buena base es fundamental para poder empezar a aprender japonés con los videojuegos.

El siguiente paso

Si continúas en tu aventura de aprender japonés con los videojuegos, una vez no tengas problema en leer el furigana, y hayas memorizado vocabulario suficiente, puedes empezar a considerar otras opciones más divertidas. Yo te recomiendo que seas coherente contigo mismo/a y no seas demasiado ambicioso/a o te frustrarás. Lo suyo es empezar por videojuegos infantiles que suelen utilizar un vocabulario sencillo e incorporar el furigana junto a los kanji, para que cualquier niño japonés sea capaz de leerlos. Una vez más, Nintendo y sus consolas serán nuestras aliadas. Series de videojuegos como Yokai Watch, Pokemon o Crayon Shin-chan te ofrecerán un reto más o menos asumible. Son videojuegos de acción pausada, donde puedes tomarte el tiempo de leer con la ayuda de un diccionario.

No obstante, tendremos el mismo problema que con el anime, especialmente en los dos primeros. Leeremos un montón de palabras inventadas que nos sonarán a rayos, pero al mismo tiempo nos empaparemos de cultura y/o mitología japonesa. Dentro del universo de Shin-chan tenemos disponibles un montón de títulos, normalmente con numerosos mini-juegos de género RPG.

Aprender japonés con los videojuegos: Boku no natsuyasumi 3 para Playstation 3

Aprender japonés real

Ya tienes un nivel aceptable y te puedes enfrentar a videojuegos más realistas que utilizan un japonés más cotidiano. Boku no natsuyasumi (ぼくのなつやすみ, Mis vacaciones de verano) es un videojuego que fue lanzado para la Playstation original en el año 2000. En él, su programador recordaba con nostalgia como eran sus veranos cuando era un chiquillo. Tanto en esta entrega como en las siguientes (PSP, Playstation 2, Playstation 3) podremos experimentar de forma virtual como sería vivir un verano japonés en nuestra infancia. El sonido ensordecedor de las cigarras (semi, 蝉), la agobiante humedad, los festivales y los fuegos artificiales. Juegos de aventura y exploración estupendos si estás interesado en Japón y su cultura. Te recomiendo las entregas para PSP y Playstation 3 que pueden ser jugadas sin protección regional.

Otra interesante propuesta la encontramos en Houkago Shounen (放課後少年, Adolescente después de las clases). Inspirado en la serie anterior, Houkago Shounen, nos mete en la piel de un chaval, Osamu, cuya familia se va a trasladar a otra ciudad en un mes, y tiene ese tiempo para disfrutar con sus amigos y despedirse. Durante ese tiempo realizaremos actividades del día a día para un niño japonés. Ir a la escuela, comprar gashapones, jugar a juegos infantiles, probar dulces y aperitivos japoneses, pasar tiempo en familia o explorar las calles y zonas rurales. Una experiencia gratificante que puede ser jugada en Nintendo DS.

Por último, un tercer título de simulación de vida real, desarrollado también por Kaz Ayabe, responsable de Boku no natsuyasumi. Kaijū ga Deru Kinyōbi (怪獣が出る金曜日, El viernes cuando aparecieron los monstruos).  A diferencia de los anteriores, este videojuego de 3DS fue lanzado en occidente y esto es una buena noticia a medias. Jugarlo en inglés nos puede valer para entender la historia de antemano pero como ocurre en tantas otras traducciones, los traductores se toman muchas licencias y esto puede perjudicar al aprendizaje. Si has llegado hasta aquí, tu nivel no debería ser un problema para jugarlo con la ayuda de un diccionario. Si te gusta el tokusatsu (特撮, cine de efectos especiales) japonés de los años 70, Kaijū ga Deru Kinyōbi te sacará más de una sonrisa.

Los videojuegos clásicos

Si quieres aprender japonés con los videojuegos, los catálogos de consolas como Famicom/NES, Game Boy, Super Famicom, Mega Drive o Pc-Engine están cargados de verdaderas joyas que nunca abandonaron el país del sol naciente. Muchas de ellas, debido a su jugabilidad arcade pueden ser perfectamente jugables sin conocimiento del idioma. Pero precisamente por eso nos valdrá de poco si lo que queremos es aprender japonés con los videojuegos. Por otra parte, los títulos cargados de texto, como las aventuras o RPGs ofrecen un reto adicional, la resolución. La baja resolución de los juegos de los 80 y 90 dificultan bastante la lectura, más aún cuando no podemos pausar las ventanas y los cuadros de texto cambian velozmente. Así que, aunque me pese, para este propósito no resultan demasiado recomendables.

La forma más eficiente de aprender japonés siempre será hacerlo directamente en Japón, pero elijas la opción que elijas, ¡mucho ánimo! Nadie dijo que fuera fácil. Si superas los primeros pasos, no me cabe duda de que sentirás una gran satisfacción y podrás presumir de jugar aquello que te gusta en su versión original y sin horrorosas modificaciones lingüísticas.

Para más artículos sobre el idioma japonés, sigue el blog de Go! Go! Nihon.