El filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach escribió aquella famosa frase «el hombre es lo que come», o lo que es lo mismo, «somos lo que comemos». No cabe duda de que las dietas gastronómicas de cada país hablan mucho de sus ciudadanos, y la japonesa no es una excepción. Una de las cosas que más sorprenden cuando visitas por primera vez el país es el bajo índice de obesidad. Cuando llevas un tiempo viviendo aquí te das cuenta que no todo el mundo es delgado, pero desde luego poco tiene que ver con otros países del primer mundo.

Seguro que hay muchas variables a tener en cuenta pero estoy completamente seguro de que la alimentación, empezando por el desayuno japonés tradicional, tiene mucho que ver con esto.

Hábitos diferentes

No soy un experto en nutrición pero desde pequeño siempre se me ha hablado de la importancia de empezar el día con un buen desayuno. El día se presenta largo y tiene todo el sentido del mundo meterse en el cuerpo un buen número de calorías. No en vano, en un país como España puede que no vuelvas a probar bocado hasta las dos o las tres de la tarde. En Japón las cosas son muy diferentes. Para empezar se come a las once o las doce del mediodía, y he visto a gente cenar a las cuatro y media de la tarde.

A diferencia de otras culturas, en el país nipón la cena está considerada como la comida más importante del día. Personalmente, encuentro muy interesante preguntar a mis alumnos (entre tres y doce años) sobre sus hábitos alimenticios. Resulta más que evidente que sus dietas son bastante más saludables que la mía. Sus menús escolares son equilibrados e incluyen una cantidad considerable de vegetales. Detecto que el desayuno japonés tradicional, poco a poco va perdiendo fuelle con respecto a otras opciones más rápidas, pero todavía sigue ahí presente. Especialmente en los dos polos, en la dieta de los abuelos y de los niños pequeños. También me sorprende, y en este caso negativamente, la cantidad de niños entre once y quince años que no desayunan o simplemente toman un yogur o un vaso de leche. Algunos no tienen apetito otros directamente culpan a la falta de tiempo en su rutina diaria.

El desayuno japonés por excelencia

El desayuno japonés por excelencia

Si me preguntara un japonés cual es el desayuno típico español, no sabría muy bien que responder. Cada región tiene sus costumbres. Los churros en Madrid, los fartons en Valencia, la manteca colorá en Andalucía, las ensaimadas en Baleares, los sobaos cántabros, el pa amb tomàquet catalán… Recetas diferentes pero con algo en común, la presencia del pan o de la harina. Y bueno, muchas calorías.

En Japón, sin embargo, el arroz es la estrella. Soy valenciano, y jamás he desayunado arroz en mi tierra, pero aquí es lo más normal del mundo. Muchas madres japonesas se despiertan a diario muy temprano, a las cinco o seis de la mañana de media, para preparar el desayuno familiar. Al igual que en España, los ingredientes pueden variar según la región, pero por lo general en cualquier desayuno japonés tradicional no falta el arroz. Éste, puede ir solo (shirogohan o hakumai 白米) o acompañado de huevo crudo (tamago kake gohan, 卵かけご飯), de natto (納豆, soja fermentada) o de simple furikake (ふりかけ, diferentes ingredientes deshidratados y molidos), por poner unos pocos ejemplos. Las proteínas las aporta el pescado a la parrilla (yakisakana, 焼き魚) o la tortilla japonesa o tamagoyaki (卵焼き) o dashi maki tamago (だし巻き卵). Por supuesto, el trío de ases lo cierra la sopa de miso o misoshiru (味噌汁). Además, es bastante común añadir encurtidos al menú, los conocidos tsukemono (漬物) elaborados con distintos vegetales como pepinillo, berenjena o daikon (rábano blanco) o una pequeña ensalada.

Como decía en la introducción, las tradiciones poco a poco van evolucionando y los hábitos cambian. Muchas familias han incorporado desayunos mucho más occidentales a su rutina diaria. Bollería industrial, tostadas con mermelada, cereales o yogur. Japón está cambiando. Cada vez son más altos y menos delgados. Sospecho que la nueva manera de desayunar es uno de los culpables…

¿Qué te parece el desayuno japonés más tradicional? ¿Serías capaz de incorporarlo a tu dieta?

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.