La alergia al polen en Japón es muy común. Dependiendo del lugar del mundo donde vivas puedes estar más, o nada, familiarizado con esta afección, también conocida como fiebre del heno.

Con las distintas estaciones llegan variedad de florecimientos, y el polen flota a nuestro alrededor. Descubrir que tienes alergia al polen en Japón puede ser desagradable. A continuación, una guía para conocer los síntomas y remedios del kafunshō (花粉症), o fiebre del heno.

¿Alergia al polen o resfriado?

La alergia al polen en Japón puede ser particularmente mala para muchos. Podríamos suponer que es culpa de los cerezos, o sakura, pero es en realidad por dos tipos de ciprés llamados sugi y hinoki. Estos liberan mucho polen, entre febrero y mayo, a medida que la primavera viaja de sur a norte por el país.

Después de la Segunda Guerra Mundial, hubo una plantación a gran escala de estos cipreses para impulsar la forestación y proporcionar materiales para la industria de la construcción. Poco se sabía entonces del impacto que tendría en la población, y los gastos medicos en los que devendría.

Si nunca has experimentado la fiebre del heno antes, puede que no sepas que muchos de los síntomas son similares a los de un resfriado. Si tus síntomas persisten, lo mejor que puedes hacer es dirigirte a la farmacia o una clínica especializada en otorrinolaringología (耳鼻科 jibika). Una vez allí, será útil describir tus síntomas para que puedas obtener el tratamiento adecuado:

Me pican los ojos – me ga kayui (目が痒い)
Me gotea la nariz – hanamizu ga deru (鼻水が出る)
Tengo los ojos enrojecidos – me ga akakunaru (目が赤くなる)
Estornudar – kushami ga deru (くしゃみが出る)
Nariz taponada – hanadzumari (鼻づまり)
Me siento mal – kibun ga warui (気分が悪い)
Mi garganta está irritada – nodo ga kayui (喉が痒い)

Cómo tratar la alergia al polen en Japón

El otorrinolaringólogo podrá recetarte antihistamínicos más fuertes que los que puedes conseguir en la farmacia. Pero hay otras maneras de combatir los síntomas de la alergia al polen en Japón:

Máscarilla

Las mascarillas son increíblemente fáciles de conseguir en Japón, como cabe esperar. Ayudarán a mantener el polen lejos de tu nariz y estarás más cómodo entre tus amigos y compañeros sin una nariz que gotea.

Colirio

A cada persona le afecta de manera diferente, pero lo que caracteriza la alergia al polen son los ojos irritados. Los colirios se pueden encontrar fácilmente en la farmacia y ayudarán a calmar la vista.

Antihistamínicos

Para aquellos de España, los antihistamínicos son el tratamiento básico para la fiebre del heno. Afortunadamente, Japón dispone de gran variedad de ellos. Dadas las restricciones para traer medicamentos al país, es algo a celebrar. Nuestro artículo sobre cómo llevar medicamentos a Japón lo explica al detalle. Algunas de las marcas más populares son Allegra (アレグラ), Claritin (クラリチン), Alesion (アレジオン), y Zyrtec (ジルテック).

Si te afecta de mala manera, invertir en un humidificador o limpiador de aire para tu habitación podría ser buena idea. Algunas unidades de aire acondicionado en Japón tienen filtros de aire adaptados para este fin. Así que si te encuentras con síntomas particularmente graves, puede valer la pena la compra con tal de que dejes de estornudar.

Otra forma de reducir este padecimiento es seguir los pronósticos del polen para estar preparado durante los peores días. Presta atención a los informativos para estar enterado tanto en materia del florecimiento del cerezo como de las crisis de polen.

Ahora ya sabes cómo expresar tus síntomas y a dónde acudir para recibir tratamiento si te alcanza la alergia al polen en Japón. Así que no te preocupes, no hay por qué sufrir.

Si te gusta leer sobre la cultura japonesa, ¡asegúrate de seguir nuestro blog donde cubrimos todo lo que necesitas saber sobre Japón!