El japonés es un idioma muy atractivo por su sonoridad y escritura, por no hablar de su creciente utilidad en el ámbito laboral. Por lo tanto, la pregunta debería ser, más bien, la siguiente: ¿hay alguna razón para no aprender japonés? Te damos 5 razones para aprender japonés.

1. Salidas profesionales 

Una de las principales razones para aprender japonés son las salidas profesionales que ofrece. Aprender una lengua extranjera e incluir esta habilidad en el currículum supone una gran ventaja para trabajar en cualquier empresa. Puesto que no todo el mundo es capaz de hablar japonés, los encargados de contratar personal cualificado valorarán este toque exótico por parte del aspirante. Además, esta habilidad también demostrará que el candidato es una persona de mente abierta, dinámica y dispuesta a aceptar retos y desafíos. Asimismo, debido a la creciente apertura del mercado japonés en la comunidad internacional, la capacidad de hablar la lengua japonesa se está convirtiendo en una necesidad cada vez mayor. Por lo tanto, aquel candidato que sea capaz de hablar japonés será muy demandado dentro del mercado laboral.

Si el candidato vive en Japón y conoce la lengua y la cultura japonesa como si fuera la suya propia, existen numerosos puestos de trabajo que el candidato extranjero podría cubrir. Un aspirante extranjero que sea capaz de establecer una comunicación fluida con otras empresas internacionales resulta muy conveniente para una empresa japonesa. Con lo cual, las puertas que se abren al mundo laboral no se limitan tan solo al país de origen del candidato, sino también al japonés.

2. Ver el mundo con otros ojos

Cuando se aprende una lengua extranjera, esta no viene sola, sino que siempre va acompañada de la cultura de la que proceda dicha lengua. En este caso, otra de las razones para aprender japonés es que al aprender el idioma se aprenden las costumbres, formas de pensar y hábitos japoneses. Un gesto tan pequeño como el de tener una conversación con una persona autóctona se convierte en una experiencia única e intensa cuando se viaja a Japón. Al conocer la lengua, resulta mucho más fácil mimetizarse con el entorno y entender la razón de ser de la cultura japonesa.

Hablar una lengua extranjera no consiste solamente en conocer la gramática y el vocabulario de dicho idioma al dedillo, sino también en sentirla, asimilarla y comprenderla. Aprender japonés es también aprender a ver la vida desde un punto de vista japonés, empaparse de su forma de contar las cosas, usar sus mismos gestos al hablar y hacer familiares sus expresiones típicas. El japonés, al igual que cualquier otra lengua, engloba todo un mundo compuesto por multitud de elementos de los que la lengua es tan solo la punta del iceberg.

Drinking with Japanese friends

3. Aprender otras lenguas extranjeras

Estudiar un idioma extranjero se puede convertir en algo realmente adictivo si te gusta aprender y conocer mundos nuevos. Una de las razones para aprender japonés es que te permite aprender otras lenguas asiáticas con un poco más de facilidad. Por ejemplo, el japonés emplea caracteres chinos para desambiguar diferentes términos japoneses que tienen la misma pronunciación al oral. A pesar de que la dicción de los kanjis chinos es diferente de la japonesa, el conocimiento de los kanjis japoneses permitirá un aprendizaje mucho más rápido y ameno del chino. Por otro lado, la gramática japonesa y la coreana son prácticamente idénticas. De modo que, una vez que se aprende japonés, formular oraciones en coreano resultará mucho más sencillo.

4. Estudiar en universidades japonesas 

Numerosas universidades japonesas están consideradas como algunas de las mejores del mundo. Este prestigio se traduce en un mayor aprendizaje de las materias en las que el estudiante esté interesado, y en construir una red de contactos que le permita progresar dentro del ámbito académico y, en un futuro, también en el profesional. Hablar japonés favorece la inmersión cultural en el entorno nipón y facilita mucho las cosas cuando se vive y se estudia en Japón.

5. Leer manga sin traducir y ver anime sin subtítulos

Por último, pero no por ello menos importante, aprender japonés permite disfrutar de los productos populares autóctonos sin ningún tipo de limitación. Si el manga, el anime y los videojuegos son las razones por las cuales alguien decide aprender japonés, lo cierto es que no le faltan motivos para hacerlo. No habría que esperar a la traducción de ese tomo que tanto se hace de rogar, y se podría disfrutar de los sorprendentes gráficos de los animes sin tener que bajar la vista para leer los subtítulos. Es un placer que solo los que dominan el idioma pueden disfrutar, por eso es otra de las razones para aprender japonés que más nos gustan.

En definitiva, las razones para aprender japonés son de lo más variadas. Es una experiencia muy enriquecedora que abre muchas puertas y permite conocer y comprender una cultura tan lejana y exótica como es la japonesa.

Para más artículos sobre el idioma japonés, sigue el blog de Go! Go! Nihon.