La prefectura de Oita 大分県 está situada en la isla de Kyūshū 九州 y es famosa por sus miles de aguas termales, onsen 温泉, y su naturaleza virgen. Si crees que te gustaría vivir en Oita y sumergirte en sus montañas, costas y verdes campos, ¡sigue leyendo para saber más sobre la región!

Sitios que ver en la prefectura de Oita

La prefectura de Oita es una gran puerta de entrada al resto de la isla, con Fukuoka 福岡, la capital de Kyūshū, a solo un par de horas en tren. Otras partes de Kyūshū, como la isla subtropical de Yakushima 屋久島, la ciudad portuaria de Nagasaki 長崎, y otros muchos lugares son accesibles desde Oita en tren, autobús, avión y coche.

Pero, por si misma, Oita tiene abundantes lugares para visitar. Echemos un vistazo a algunos de los principales destinos que podrías visitar si vivieras en Oita.

Ciudad de Oita, una mezcla entre oriente y occidente

La ciudad de Oita es la capital costera de la prefectura de Oita y fue en su día una puerta de entrada al mundo occidental. Es fácil encontrarse con las influencias europeas y su historia cristiana. 

Durante el siglo XVI muchas personas que vivían en Oita se pasaron al cristianismo después de que su señor feudal se convirtiera católico romano. Sin embargo, el cristianismo fue prohibido al siglo siguiente, lo que obligó a muchos a renunciar a sus creencias, o a practicar su fe en la clandestinidad. Unas 200 personas se negaron a renunciar a su religión y murieron como mártires. Su inquebrantable fe se recuerda en un parque conmemorativo a los mártires cristianos.

Otras atracciones de esta ciudad son sus museos de arte, el acuario, el parque de los monos, las ruinas del castillo, y el Buda de Piedra de Oita Motomachi, que presenta figuras de Buda centenarias talladas en la roca. 

Go! Go! Nihon colabora con una escuela de idiomas con sede en la ciudad de Oita, Asuka Japanese Language School. Visita nuestro sitio web para obtener más información.

Onsen en Oita

Sumérgete en el paraíso de los onsen en Beppu 別府

Beppu es la capital del onsen de Japón, con gran variedad de aguas termales humeantes y burbujeantes perfectas para relajarse. Para los que quieran probar algo diferente, también hay baños de arena, barro, y vapor.

Si en lugar de sumergirte en una fuente termal prefieres curiosear, puedes visitar los Jigoku 地獄, o «infiernos». Se trata de siete fuentes termales que incluyen piscinas de barro hirviendo y piscinas humeantes de diferentes colores. 

Los lugareños de este lugar han aprovechado la energía térmica de estas tierras y la utilizan incluso para cocinar algunos alimentos. El Jigoku mushi 地獄蒸し es un método de cocción que utiliza el vapor natural de las aguas termales. Se puede visitar un lugar llamado Jigokumushi Kōbō Kannawa 地獄蒸し工房鉄輪, que es un centro de cocina donde se pueden alquilar cocinas de vapor. Solo hay que traer la comida, ponerse el delantal, y disfrutar. 

Cada año, en marzo, Beppu organiza el Festival Hatto Onsen para celebrar su cultura onsen. Se celebra durante cuatro días y cada día ofrece una actividad y evento diferente.

Aparte de los onsen, también se pueden realizar rutas de senderismo para disfrutar de sus paisajes. O hacer ambas cosas y escaparse a Yufuin 由布院, una ciudad rural de onsen muy popular como excursión de un día. 

Lee más sobre cultura y etiqueta del onsen en Japón.

excursion por Oita

Una escapada rural y espiritual a la península de Kunisaki

Kunisaki Hantō 国東半島 es el hogar de un grupo religioso único: el Rokugo-Manzan 六郷満山, que fusiona creencias budistas, taoístas, sintoístas y folclóricas. Se organiza en torno a los numerosos templos de montaña de la península y al santuario de Usa. El Usa Jingū 宇佐神宮 está dedicado al dios budista de la arquería y la guerra, Hachiman 八幡, y es el santuario principal de entre todos los santuarios dedicados en Japón a este dios. 

En el corazón de la península de Kunisaki está el monte Futago (Futagosan 両子山) y en sus laderas se encuentra un templo del mismo nombre que, a su vez, es también el templo principal del Rokugo Manzan. 

Al sur de la península se encuentra Kitsuki 杵築, una ciudad samurái bien conservada que cuenta con algunas residencias samurái que el público puede visitar. Incluso se han esforzado por mantener el lugar desprovisto de líneas eléctricas para conservar su autenticidad. Cada año, esta ciudad organiza el Festival Kitsuki-jo para celebrar su historia como ciudad samurái, donde se pueden ver trajes de la era Edo y un desfile.

Cocina local

Como la mayoría de los lugares de Japón, en Oita abunda el marisco fresco. Aún así, se dice que los habitantes de esta prefectura comen más pollo que en ningún otro lugar de Japón. Los dos platos más populares son el toriten とり天, que es pollo en tempura, y el pollo frito karaage からあげ. La tempura de pollo suele servirse con mostaza y ponzu ポン酢, una salsa de soja a base de cítricos.

Un plato de fideos famoso en esta zona es el reimen 冷麺, que es un plato de fideos fríos que consiste en fideos de trigo sarraceno soba servidos con medio huevo cocido, col picante y agria tipo kimchi, carne asada en rodajas, cebolletas, y semillas de sésamo. 

Otro plato de fideos muy popular es el dangojiru だんご汁. La palabra «dango» significa bola de masa y suelen ser redondas y hechas de arroz pegajoso. Pero en este plato, el dango se estira en forma de fideos y se sirve con una sopa a base de miso y verduras. La prefectura es especialmente conocida por sus setas shiitake, por lo que siempre se pueden encontrar en este plato.

Lea más sobre los diferentes tipos de fideos de Japón.

parque de Oita

¿Por qué vivir en Oita?

Una de las principales razones para vivir en Oita como estudiante de idiomas es que la prefectura tiene uno de los mayores ratios de estudiantes extranjeros por estudiante japonés. Esto se debe a que aquí se encuentran la Universidad de Oita y la Universidad Ritsumeikan Asia Pacific, una de las principales instituciones educativas privadas internacionales de Japón. Esta última tiene una proporción de 50-50 estudiantes locales e internacionales. 

Básicamente podrás conocer a gente de todo el mundo, además de japoneses. El lugar perfecto para seguir estudiando si tu plan es continuar con la educación superior después de terminar la escuela de idiomas.

También obtendrás todas las ventajas de vivir en una ciudad más pequeña de Japón: un coste de vida más bajo en comparación con las ciudades más grandes, lugareños más amables y muchas más oportunidades para practicar tu japonés. 

Si tienes curiosidad por vivir y estudiar en Oita, comunícate con nosotros hoy mismo para ponerte en contacto con nuestro equipo. 

¿Todavía no estás seguro de dónde deberías estudiar en Japón? Responde a nuestro cuestionario.