Japón a menudo parece estar a la vanguardia de muchas cosas, pero cuando se trata de vivir con residuo cero puede parecer que siguen en la edad oscura. Vivir sin desperdicios es difícil, incluso en los países más avanzados, por lo que cuando te mudas a un país donde les gusta empaquetar cosas en plástico, luego en más plástico y luego por último meterlo en una bolsa de plástico, puede ser como mínimo bastante complicado.

Dicho esto, ¡no cabe duda de que vivir con residuo cero en Japón es posible!

Puede ser difícil cambiar malos hábitos por lo cómodo que resulta disponer de konbinis y máquinas expendedoras por todas partes. Pero planificando con anticipación y pensando de forma inteligente, se puede conseguir habituarse a un estilo de vida sin desperdicios en Japón.

Hemos reunido algunos trucos y consejos para ayudarte a hacerlo lo mejor posible e, incluso, a ahorrar algo de dinero al mismo tiempo.

residuo cero en Japón. Botella de agua

1. Cuando tengas sed

El primer consejo puede parecer un poco obvio, pero lleva tu propia botella de agua. En Japón, el agua del grifo es potable y al llevar tu botella y rellenarla cuando sea necesario, te podrás mantener hidratado y evitar caer en la tentación de utilizar las máquinas expendedoras.

Recientemente, MyMizu se lanzó en Japón. Esta aplicación gratuita te muestra los lugares más cercanos donde puedes rellenar tu botella de agua de forma gratuita.

Si no eres fan del agua del grifo, o no puedes encontrarla cerca de ti, existe la opción de comprar filtros de carbón o Binchōtan (備長炭). Este es un tipo de carbón vegetal que puedes poner en tu botella y eliminará hasta el 75% del cloro que pudiese haber en el agua del grifo. Además, puedes reutilizar el carbón después en el jardín o como ambientador.

Si te apetece algo un poco más fuerte (¡nos referimos a café, por supuesto!), Starbucks es una buena opción, ya que si traes tu propia taza obtendrás un descuento. También hay muchas cafeterías independientes más pequeñas que hacen lo mismo y, como siempre, nos gusta recomendarlas por delante de las grandes cadenas. Aquí hay una lista de lugares que seguro que te resultará útil.

vegetables in an aisle

2. Comprar algo para comer

Comprar en tu supermercado más cercano puede ser una tarea particularmente difícil de realizar cuando se trata de aplicar la práctica de residuo cero en Japón. Sin embargo, es posible conseguirlo si lo planificas con tiempo.

En primer lugar, para comprar frutas y verduras es mejor acudir a fruterías locales donde los productos no se embalan en plástico. En segundo lugar, es aconsejable evitar las tiendas de conveniencia (sí, lo sabemos) tanto como sea posible, ya que la mayoría de sus productos los venden envueltos en plástico, incluso los plátanos individuales.

Para cosas de despensa, recomendamos comprar en una tienda de artículos a granel donde puedas obtenerlos en grandes cantidades. Así, Costco y METRO son un par de ejemplos de lugares donde puedes comprar de todo, desde cereales hasta harina o granos de café. Como tal, hay menos embalaje y menos plástico. Si no tienes forma de acudir a una tienda de este tipo, es probable que haya una versión más pequeña de estas tiendas en tu área local.

Shopping for clothes

3. Vestirse

Cuando se trata de “residuo cero” de ropa, la reutilización es el camino a seguir. A pesar de que no existen tiendas de caridad o similares fáciles de encontrar en otros lugares, sí que puedes encontrar unas excelentes tiendas de segunda mano.

En Tokio, en particular, Shimokitazawa, Nakano y Koenji son buenos lugares para encontrar ropa vintage. Es muy habitual encontrar gente que dona ropa que apenas ha utilizado.

Si bien es cierto que puede ser difícil encontrar ropa de tu talla, es sin duda una oportunidad para ser creativo con la ropa.

Dado que es posible que no encuentres todo lo que necesitas en tiendas de segunda mano, trate de evitar las principales tiendas de moda pronta y piensa éticamente cuando necesites comprar algo nuevo. Uniqlo es una de las mejores tiendas en este aspecto ya que trata de abastecerse de manera sostenible y reducir su impacto en el medio ambiente.

Cuando se trata de reciclar tu propia ropa usada, si todavía se encuentra en buenas condiciones, puedes llevarla a una tienda en las áreas mencionadas anteriormente. Como alternativa, tanto Uniqlo como H&M tienen sistemas implementados para aceptar artículos usados para reciclar. H&M incluso ofrece un cupón por cada bolsa de ropa.

Sewing clothes

4. Reparación y reciclaje

A pesar de los esfuerzos de Japón para hacer que todo sea lo más conveniente y desechable posible, la verdad es que muchas de las técnicas tradicionales de reparación y mantenimiento se originan también en Japón.

Boro

Boro es un término que se aplica a “ropa andrajosa”. También se usa para describir ropa a la que se le ha hecho arreglos que se dejan visibles y se suman a la estética de la prenda

Sashiko

Sashiko es un tipo de costura que se utiliza a menudo en el boro. Se traduce como pequeñas puñaladas o pequeñas perforaciones. Es donde el hilo se usa como una decoración más en una prenda de vestir, así como también para coserla.

Kintsugi

Kintsugi (金継ぎ) es el método usado para arreglar cerámica rota con líneas visibles. Esto se hace normalmente con laca y luego polvo de oro encima. Las roturas se consideran parte de la historia de la pieza. Aunque esta técnica puede ser un poco más difícil de dominar para alguien desde casa, no hay motivo por el que no se pueda utilizar un otro material algo más barato que el oro, como el bronce, el cobre o el aluminio.

5. Frases útiles

No quiero una pajita – Sutoroo wa irimasen (ストロー はいりません)
No necesito bolsa o recibofukuro to reshito wa iranai (袋とレシートはいらない)
¿Puedo utilizar mi taza?watashi no cappu o tsukatte mo ii desu ka (私のカップを使ってもいいですか)
Así está bien (para decir que no quieres que metan tus productos en una bolsa)Sono mama de ii desu (そのままでいいです)

Ahora que sabes donde comprar y qué decirle a los “entusiastas” dependientes de las tiendas, ¡deberías estar en camino para vivir con residuo cero en Japón!

Si quieres leer más sobre cultura japonesa, no te olvides de seguir nuestro blog.