Si vas caminando por Tokio y el estómago te empieza a rugir de repente, ¿por qué no matar el hambre con un buen bol de ramen japonés? Está delicioso, llena un montón y puedes comértelo donde, cómo y cuando quieras. Basta con que busques algún lugar donde haya letreros con lo caracteres らーめん o ラーメン que significan «ramen» en hiragana y katakana, respectivamente.

Vamos a hacer juntos una excursión por Tokio. Hablemos primero de la historia del ramen japonés, luego de cómo pedirlo y, por último, de cómo comértelo a gusto.

¡Vamos allá!

Japanese ramen

La historia del ramen japonés 

Se dice que el primer plato de ramen japonés fue servido por inmigrantes chinos en Yokohama a finales del siglo XIX. Sin embargo, tuvieron que pasar aún algunas décadas más antes de que este plato se convirtiera en una parte esencial de la gastronomía japonesa. El motivo fue porque el arroz seguía siendo en ese momento la opción más socorrida cuando el hambre apretaba. Pero las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial lo cambiaron todo.

Después de la guerra, Japón era una nación destruida y la producción de arroz había comenzado también a tambalearse debido a los desastres de la guerra. Pero lo que empeoró más aún las cosas fue que, poco después, se produjo una cosecha de arroz récord por ser extremadamente baja. Esto provocó que tanto los japoneses como las tropas americanas que ocupaban el país necesitaran algo más que arroz para abastecerse. De modo que los estadounidenses importaron enormes cantidades de trigo a Japón. A medida que los fideos de pan y trigo se fueron propagando por todo el país, se fue produciendo también un cambio en la forma de alimentarse de los japoneses. Estos mismos fideos fueron los que se empezaron a usar para hacer ramen japonés.

Pero a la población japonesa no terminaba de agradarles estos cambios. Los problemas continuaban. Las raciones de alimentos del gobierno se prolongaron y permitieron que la Yakuza tomara cada vez más control sobre el mercado de alimentos, abriendo restaurantes «ilegales» por todo Japón. Muchos de ellos fueron, precisamente, restaurantes de ramen japonés. Hoy en día, décadas más tarde, el ramen se ha convertido en una parte distintiva de la cultura japonesa, y se pueden encontrar restaurantes de ramen prácticamente en cada esquina. Por poner un ejemplo, en Tokio hay más de 10 000 restaurantes que sirven riquísimos cuencos de ramen.

Ordering machine in ramen restaurant

Tipos de ramen y sus diferentes cuencos 

Al igual que hay varios tipos de fideos, el ramen japonés también ofrece una amplia selección de sabores y variedades. Se clasifican principalmente en cuatro grupos: Miso (soja fermentada), Shio (sal), Tonkotsu (huesos de médula de cerdo) y Shoyu (salsa de soja). Todos y cada uno de ellos tiene un sabor distintivo.

Para pedir ramen, la mayoría de las tiendas tienen una máquina expendedora de tickets en la entrada, lo que dificulta el pago si no se tiene efectivo. Por desgracia, no se puede pagar con tarjeta. El efectivo es el método de pago rey en los restaurantes de ramen. Aunque también podría extenderse a todos los comercios japoneses. Así que mejor lleva siempre algo de efectivo contigo por si acaso.

Por lo general, la máquina de la entrada tiene muchos botones con los que puedes ordenar de todo: desde el ramen hasta los condimentos y las bebidas. Los botones a veces también tienen traducción al inglés, sobre todo en áreas como Shibuya y Harajuku, donde hay muchos turistas.

Ahora bien, si no estás seguro de qué pedir, hay un truco que te puede ayudar. Verás, el botón superior izquierdo de la máquina lo reservan normalmente para introducir la especialidad de ese restaurante. Su plato fuerte, por así decirlo. Pruébalo, porque lo más probable es que te lleves una grata sorpresa.

Adaptando ese ramen japonés a tu gusto

Vale, ya has decidido lo que quieres y tienes los tickets en la mano. Ahora es el momento de adaptar ese ramen que has pedido y hacerlo tuyo. Dependiendo del restaurante, puede que te hagan algunas preguntas cuando les entregues los tickets. A veces también tienes la posibilidad de que te recarguen los fideos. Gratis. Y otras veces también puedes pedir que te pongan un caldo más ligero o más espeso.

Vamos a repasar las preguntas más comunes que te pueden hacer y las cosas que puedes pedir para personalizar el ramen a tu gusto.

  • Katamen – ¿Prefieres los fideos un poco más al dente? Entonces tienes que decir katamen. Es una alternativa muy popular entre los clientes japoneses, ya que los fideos pueden llegar a ponerse muy blandos cuando pasan mucho tiempo en el caldo.
  • Omori – Dependiendo del restaurante, es posible que te pregunten si quieres un «omori» gratuito cuando les entregues los tickets. Con esto te están preguntando si quieres o no tener una gran porción de fideos. Si tienes hambre, entonces respondes diciendo lo mismo o simplemente «hai».
  • Futsu – Si no tienes mucha hambre di solamente «futsu«. Es una porción de tamaño medio y debería ser suficiente para ti. Sobre todo si sueles beberte el caldo cuando comes ramen.
  • Koime – El caldo es uno de los elementos clave del ramen. Si prefieres que el caldo sea más denso y pesado, puedes pedirlo. Recuerda que no todos los restaurantes te ofrecen esto, pero siempre puedes preguntarle al chef para asegurarte.
  • Usume – Si prefieres que no esté muy espeso, siempre puedes pedir que sea más ligero. Si es así, pide «usume» entonces.
  • Kaedama – Si te has quedado corto de fideos y te queda todavía un montón de caldo en el bol, hay una solución: ordenar más fideos. No todos los restaurantes lo ofrecen, pero basta con que busques el signo del kaedama (替え玉) en la tienda. El precio por otra ronda de fideos es de unos 100 o 200 yenes y los ponen en el tazón de ramen que ya estabas usando. Es una buena forma de llenar los estómagos más hambrientos.

man eating ramen

Los monstruos del ramen: conoce a profesionales del ramen

Hay un grupo de personas en Japón que lo saben todo sobre el ramen japonés y sobre los restaurantes que están en boca de todos en estos momentos. Go! Go! Nihon conoció al experto en ramen Hiroshi Shimakage, quien ha devorado más de 5 000 cuencos de ramen japonés a lo largo de los años, y es uno de los fundadores de la aplicación «Ramen beast». Él nos hizo un tour de ramen en el ecléctico Tokio para visitar dos nuevos e increíbles restaurantes que ofrecen ramen de alta calidad. Hiroshi Shimakage no solo come un montón de ramen, sino que también conoce en profundidad la cultura del ramen japonés.

Él dice que no hay reglas específicas para comer ramen, sino que simplemente tienes que comértelo como más te guste. Y no te preocupes si sorbes, porque eso está bien visto. Sin embargo, él también nos da algunos consejos, como respetar a los clientes que están esperando para comer después de ti. Como normalmente los restaurantes de ramen son relativamente pequeños y la gente tiene que esperar a que le llegue su turno, no debes permanecer sentado mucho tiempo después de terminarte la comida. Sobre todo en hora punta, en el almuerzo y en la cena.

Esta noche, Hiroshi Shimakage llevará a Go! Go! Nihon a dos restaurantes de ramen relativamente nuevos, uno de los cuales recibió el premio de «principiante del año» 2018.

A diez minutos a pie de la estación de Kichijouji, la gente espera en cola frente a un restaurante de ramen. En el luminoso cartel pone «Tombo«. Este restaurante sirve un  shio-ramen con un caldo ligero y salado. El aroma es sin duda superior al de un ramen promedio. Este restaurante recibió el premio del «principiante del año» 2018 por su delicioso shio ramen, y eso explica por qué hay tanta gente haciendo cola a esta hora. Dicen que, cuanto más larga sea la fila de gente, mejor es el ramen. Los fideos están perfectamente cocinados y el condimento tiene algo especial. Después de terminar el tazón, nos quedamos bien lleno y satisfechos, así que no cabe la menor duda de que volveremos a Tondo en un futuro próximo.

La siguiente parada de la noche es el recién inaugurado Ramen-ya ishibashi en Asagaya. En este restaurante sirven un caldo de pollo a base de ramen shio o shoyu. Y la carne de pollo que viene con el ramen está un poquito más cruda de lo normal, lo que lo convierte en una experiencia para el paladar verdaderamente única. ¡Ah! ¿No te hemos dicho que el dueño del restaurante es un gran apasionado del ramen y que, ya por esto, vale la pena ir? Es una visita obligatoria si te gusta el ramen con un sabor y servicio únicos.

El futuro del ramen japonés 

El ramen japonés se ha convertido en un fenómeno que no es solamente famoso en Japón, sino también en otras partes del mundo. Ahora están apareciendo nuevas combinaciones y usos de ingredientes que permiten que el ramen siga evolucionando. Es difícil saber si estas vanguardias están a la altura del ramen japonés más tradicional o no. Pero lo que sí es seguro es que el ramen ofrece una auténtica experiencia culinaria que se basa en décadas de perfeccionamiento y exploración. Es por eso por lo que estudiar en Japón a través de Go! Go! Nihon no te permitirá solamente mejorar tu nivel de japonés, sino que también te dará la oportunidad de disfrutar de la cultura del ramen japonés.

¿Quieres saber más sobre las diferentes partes de la cultura japonesa? Entonces, síguenos en nuestro blog para conocer todo lo que necesitas saber sobre Japón.

いただきます!(Itadakimasu!)

Traducido por María del Carmen Baena Lupiáñez [Original]