Si sales a pasear por Japón en verano, seguramente verás a gente que esté disfrutando de la calidez del clima vestida con hermosos trajes, pero ¿qué es y cuándo es mejor ponerse un yukata (浴衣)? Y lo más importante, ¿cómo llevarlo puesto?

La primera pregunta es relativamente fácil de responder. El yukata es una versión de algodón, más fresca, del kimono. Mientras que los kimonos están muy ornamentados y se fabrican con seda, el yukata es un poco menos complicado de usar y está hecho de una tela más liviana. Por lo tanto, es más común que la gente lo use en eventos un poco menos formales.

Cuándo ponerse un yukata

Yukata se traduce literalmente como bata de baño, y originalmente se usaba para ir a los onsen o sento. Aún verás a gente vistiendo uno después de un buen baño, pero hoy en día tiene más usos.

Si te hospedas en un ryokan durante tu visita a Japón, probablemente tengas un yukata en tu habitación. Sin embargo, ahora no se usa solamente en la habitación. Hoy en día, la gente también puede ponerse un yukata e ir con él por la calle. Lo verás a menudo en ciudades famosas por sus onsen, cuando la gente salga a darse un paseo nocturno.

Es más, el ponerse un yukata se ha extendido tanto que también se usa durante los festivales de verano. Tradicionalmente, la mayoría de los yukata estaban teñidos de índigo, pero ahora hay disponible toda una gama de patrones mucho más amplia, y los japoneses se lo ponen en verano. Mientras que los kimonos están reservados para ocasiones más formales, como bodas y funerales, el yukata es mucho más fácil de usar, por lo que se ha convertido en la moda para ver los fuegos artificiales o asistir a los festivales de verano.

Vistiendo un yukata

Cómo ponerse un yukata

El yukata está compuesto por una bata de algodón, un obi (un cinturón) y los geta (los zapatos). Puedes ponerte la bata sobre la ropa interior o ponerte una camiseta debajo si quieres.

1. Lo primero es la bata. Coloca los brazos. Luego envuelve el lado derecho sobre tu cuerpo y después el lado izquierdo. Mantenlo en su lugar con la mano y ponte el obi. Es importante hacer bien esta parte. Si lo envuelves al revés, puede que alguien te pare y te diga que lo estás haciendo mal. Esto se debe a que el envolver el lado derecho sobre el izquierdo se reserva solamente a cuando vas a asistir a un funeral. Por lo tanto, habrá quien pueda considerarlo irrespetuoso.

2. Ahora, pasamos al obi. Ata el centro por encima de la parte frontal y vuélvelo hacia atrás. Envuélvelo dos veces antes de atarlo en la parte delantera en una especie de nudo triangular. Los hombres deben atarse el obi alrededor de las caderas, mientras que las mujeres deben hacerlo por la cintura.

3. La mayoría de los yukatas son de un tamaño estándar y puede que tengas que doblar los pequeños pliegues que te sobren para disimular los sobrantes. Esto puede ser un poco complicado, así que es conveniente tener a alguien que te ayude en este caso.

Muchos de los yukatas que encontrarás en los hoteles o en los ryokan tendrán un obi fino, pero puedes comprar otros que sean más llamativos. Suele haber obi delgados para mantener en su sitio la tela doblada alrededor de la cintura, y luego obi más anchos y coloridos que deben atarse alrededor de la espalda con un lazo. Como ya hemos dicho antes, esto es bastante difícil de poner, por lo que recomendamos que alguien te ayude.

¡Ahora ya puedes ponerte las geta y salir a la ciudad con tu yukata!

¡Pero espera! Nos hemos olvidado de una última cosa. Algunos yukatas vienen con una capa liviana que se llama hanten o chabaori que, como podrás imaginar, se pone por encima. Es perfecto si tienes un poco de frío cuando estás fuera de casa. También suele tener bolsillos, por lo que es muy útil si vas a dar un paseo por la ciudad.

Puedes probar hacer esta actividad tan divertida en nuestra próxima Escapada de Estudios de invierno. También organizamos este evento durante otros viajes, así que échale un vistazo a la página de inicio.

Traducido por María del Carmen Baena Lupiáñez [Original]