La larga espera de Marco para estudiar en Japón durante la COVID-19

Tiempo de lectura: 5 minutos

Marco es uno de nuestros estudiantes de Italia, que debía empezar en la escuela de japonés a partir de abril de 2020. Pero entonces se produjo la pandemia mundial, el mundo se paralizó y Marco se enfrentó a la incertidumbre de no saber cuándo podría ir a Japón. Esta era la realidad de muchas personas que querían estudiar en Japón en 2020 durante el apogeo del COVID-19.

Debido al cierre de las fronteras, los estudiantes internacionales no podían entrar en Japón entre abril y septiembre de 2020. Esto dejó a muchos en el limbo.

Sigue leyendo para saber cómo ha sido la experiencia de Marco y los trámites que tuvo que hacer para poder finalmente estudiar en Japón durante la COVID-19.

*Las respuestas han sido editadas para mayor claridad y longitud.

Hola Marco, háblanos un poco de ti.

Me llamo Marco, tengo 24 años y soy italiano. Estudio en la escuela de japonés Arc Tokyo, en el campus de Iidabashi. Llegué aquí en octubre de 2020 con un JLPT N5 y ahora (a finales de enero de 2021) he alcanzado el nivel N4. Voy a quedarme aquí un año y medio más para terminar mis estudios de idiomas y luego, después de graduarme, voy a empezar mi propio negocio en Japón.

¿Por qué quieres estudiar japonés y por qué en Japón?

Desde que era niño, siempre me ha gustado ver anime y leer manga. En 2017 creció más mi pasión por la sociedad japonesa en general y por eso empecé a estudiar el idioma por mi cuenta. Creo que estudiar en el país en el que se habla el idioma te permite entender si realmente te interesa la lengua y la cultura.

¿Cuándo debías llegar a Japón?

El plan era venir aquí a finales de marzo de 2020 para empezar a estudiar en la escuela en abril de 2020. Terminé viniendo en octubre de 2020 después de muchos problemas. En marzo estaba muy preocupado por no poder ir a Japón, ya que dejaron de dar las visas cuatro días antes de mi llegada. Sinceramente, pensé en cancelar mi solicitud, pero al final mi deseo de venir aquí era demasiado fuerte.

¿Cómo influyó este retraso en su vida cotidiana?

Los dos primeros meses fueron muy duros. Durante ese tiempo, estaba muy triste por no poder ir a Japón. Empecé a preguntarme si era la decisión correcta o si valía la pena el esfuerzo. En mayo, empecé a trabajar y continué haciéndolo durante todo el verano. Trabajar realmente me distrajo de mi situación.

¿Cómo te ha ayudado Go! Go! Nihon durante la solicitud y los meses de espera?

Go! Go! Nihon estuvo a mi lado durante todo el proceso, desde la solicitud de visa hasta la elección de la escuela adecuada. Me ayudaron a organizarlo todo (alojamiento, consejos útiles, cómo inscribirse en el ayuntamiento, cómo darse de alta en la seguridad social, etc.). Durante la pandemia me mantuvieron informado en todo momento.

A finales de septiembre, Japón anunció que a partir del 1 de octubre sería posible que los estudiantes internacionales volvieran a venir a Japón. Pero había que seguir nuevos procedimientos. ¿Podrías contarnos qué tuviste que hacer para venir a Japón?

En primer lugar, tuve que conseguir una nueva visa, ya que la que recibí en marzo ya no era válida. Para renovar mi visa, tuve que entregar un nuevo documento llamado Written Pledge (Compromiso Escrito). Básicamente certificaba que mi escuela me supervisaría durante la cuarentena. 

Además del compromiso escrito, tuve que mostrar el original del CoE (Certificado de Elegibilidad) -que todavía estaba en mi pasaporte- al consulado japonés. También tuve que rellenar los mismos documentos que ya rellené en marzo.

Además del pasaporte con la nueva visa y el CoE, en la facturación del aeropuerto también tuve que llevar:

– Una copia impresa de una prueba de PCR negativa que me había hecho en las 72 horas anteriores al vuelo

– El compromiso escrito

– Una copia de mi seguro médico para los 14 días de cuarentena (en mi caso, me lo dio el colegio)

Una vez comprobados estos documentos, me dieron un formulario para rellenar con mis datos personales, el motivo por el que me trasladaba y mis números de vuelo con sus destinos. Además, tenía que declarar que no estaba en cuarentena en Italia y que no tenía ningún síntoma de COVID-19. Me tomaron este formulario antes de subir al avión.

Nota: muchas compañías aéreas exigen que se rellene este formulario en línea antes de la salida o de la facturación.

Narita Airport Terminal 2

Cuando llegaste a Japón, ¿qué tuviste que hacer para pasar los controles y la seguridad del aeropuerto?

El procedimiento es sencillo. Una vez que aterricé tuve que hacer una prueba de saliva de COVID-19. Es un poco difícil, porque hay que producir mucha saliva… pero en 5 minutos conseguí hacerlo. Pusieron un número en los formularios que había rellenado en el avión y ese número sirvió para luego darme los resultados. 

A continuación, pasé a una segunda sala donde comprobaron y tomaron el Written Pledge y toda la información relativa a la cuarentena y la información del alojamiento.

Después, pasé a una sala de espera donde pude comprar algunas bebidas o comida. Luego llamaron a mi número y, una vez comprobado el resultado de la prueba de COVID-19 -que tiene que ser negativo-, pasé a los trámites habituales de inmigración. 

En la oficina de inmigración comprobaron todos los demás documentos -pasaporte, visado, CoE, resultado de la prueba PCR realizada antes de la salida- y me dieron la tarjeta de residencia. A continuación me dirigí a la zona de recogida de equipajes.

Háblanos sobre tu alojamiento de cuarentena

Mi escuela me preparó un alojamiento de cuarentena en Yokohama. Un miembro de la escuela me recogió en el aeropuerto y me llevó al alojamiento y el transporte fue privado.

Nota: algunas escuelas eligen el alojamiento en cuarentena para sus estudiantes, mientras que otras no lo hacen.

Me alojé en un hotel que suele utilizarse para conferencias o cursos de formación, en el que había una planta entera reservada para los estudiantes en cuarentena. El desayuno, el almuerzo y la cena se entregaban en mi habitación todos los días en el clásico bento japonés. No podía abandonar el alojamiento por ningún motivo, salvo con el permiso de la escuela por motivos graves de salud o por síntomas de COVID-19.

Estudiar en Japón

Ahora vas a la escuela. ¿Cuántas clases tienes? ¿Se imparten online o en persona?

Hasta diciembre de 2020 tenía clases de lunes a viernes, 3 horas y 15 minutos al día en el aula, por lo que iba a la escuela. A partir de enero de 2021 tengo 2 días a la semana durante 3 horas al día en clase, mientras que los 3 días restantes son clases online con ZOOM (también 3 horas al día).

¿Cómo es la experiencia de estudiar en Japón durante la pandemia de COVID-19?

Dadas las circunstancias, va bastante bien. También he conseguido encontrar un trabajo a tiempo parcial en diciembre de 2020, así que por ahora estoy contento. Obviamente, preferiría que esta situación no existiera para poder disfrutar de todas las oportunidades que ofrece esta ciudad. Pero no pasa nada, tengo una gran capacidad de adaptación a diferentes situaciones.

Go! Go! Nihon puede ayudarte a estudiar en Japón, incluso durante la pandemia de COVID-19. Ponte en contacto con nosotros para ver cómo podemos ayudarte.

Comparte este artículo

Go! Go! Nihon

Artículos relacionados