El 9 de julio de 2012 Japón instauró un nuevo sistema de control de inmigración. La amenaza global del terrorismo unida a la necesidad del Ministerio de Justicia de regular y gestionar la residencia de los ciudadanos extranjeros propició el cambio. El antiguo carné de extranjería (外国人登録証明書) fue sustituido por la actual tarjeta de residencia en Japón o Zairyū Card (在留カード).

¿Qué es la Zairyū Card? 

Se trata de una tarjeta expedida por las autoridades de inmigración a los extranjeros que, previamente, hayan obtenido un visado de media-larga estancia en el consulado o embajada japonesa de su país de origen. Todos aquellos con visa de estudiante deberán adquirir la tarjeta de residencia en Japón a su llegada al país.

Desde su puesta en vigor, el actual sistema de residencia ha tenido como finalidad aportar información constante sobre los ciudadanos extranjeros residentes en Japón al Ministerio de Justicia. La tarjeta de residencia en Japón se convierte, por ende, en el principal documento identificativo para los residentes extranjeros en el país asiático. En ella se puede ver una fotografía e información básica del portador como su nombre, la calificación de su visa, la dirección en Japón donde va a vivir o el período de estancia permitido, entre otros.

De entre las muchas diferencias con su antecesor, el gaikokujin toroku shomeisho o carné de extranjería, podemos destacar las siguientes:

  • La tarjeta de residencia en Japón puede tramitarse una vez se obtengan los permisos de desembarque, cambio de categoría del visa, renovación del período de estancia en Japón, cambio de vivienda etc.
  • Dispone de un chip para evitar falsificaciones donde quedan registrados todos los datos de interés de su portador.
  • Dependiendo del tipo de visa de media-larga estancia, el plazo máximo de permanencia pasa de 3 a 5 años.
  • Estando en posesión de la tarjeta de residencia en Japón no hará falta obtener un permiso especial de reentrada al país siempre y cuando sea durante un período de 1 año después de la salida. Eso sí, será necesario rellenar unos formularios en el aeropuerto de salida conforme se abandona el país.

Ejemplo de tarjeta de residencia japonés

¿Cómo y dónde tramitar la tarjeta de residencia en Japón? 

La tarjeta de residencia en Japón será controlada y emitida, directamente, por el Departamento de Inmigración japonés. Los extranjeros con visado de medio-largo plazo podrán obtener el documento en los aeropuertos de Narita, Haneda, Chubu o Kansai previo sello del permiso de desembarque en el pasaporte y la entrega de dos fotografías. En caso de llegar a Japón a través de otros aeropuertos o puertos se sellará el permiso de desembarque en el pasaporte y cerca del sello se escribirá la siguiente frase: La tarjeta de residencia en Japón se expedirá a los residentes extranjeros con visado de mediano-largo plazo cuando notifiquen su domicilio en la ventanilla del ayuntamiento competente. La Zairyū Card se enviará por correo desde la autoridad regional de inmigración al ayuntamiento correspondiente.

Estar en posesión de la tarjeta de residencia en Japón es requisito indispensable para realizar gran cantidad de actividades como firmar un contrato de telefonía móvil, abrir una cuenta bancaria u obtener el permiso de conducir japonés. Además, si la intención es trabajar a tiempo parcial será necesario rellenar, al mismo tiempo, la documentación demandada por las autoridades niponas.

Una vez en suelo japonés se aconseja llevar siempre encima la tarjeta de residencia. Las autoridades y agentes de policía están autorizados a pedir a cualquier ciudadano extranjero que muestre su Zairyū Card. Es importante apuntar y guardar en un lugar seguro la dirección de correo postal en caso de pérdida o robo de la documentación identificativa.

Finalmente, una vez termine la estancia en Japón, será necesario devolver la tarjeta de residencia directamente a los inspectores de inmigración del aeropuerto o puerto de partida.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.