El karaoke en Japón: una popular y divertida forma de ocio

Tiempo de lectura: 4 minutos

Reconozcámoslo, el karaoke en España tiene cierto tufillo a añejo, a canción de Nino Bravo y Julio Iglesias. Hay excepciones, por supuesto, pero poco tiene que ver con lo que hay en Japón, el país donde nació. La palabra es un acrónimo, de karappo (空っぽ)—vacio o vacante, y oke, de orquesta (en japonés, tomado del inglés, okesutora (オーケストラ) o orchestra. Lo del karaoke en Japón son palabras mayores. Mientras en otros países te encontrarás con aparatos antiguos y pequeños televisores, en la tierra del sol naciente no escatiman en tecnología ¿te acuerdas de los váteres nipones? Pues algo similar ocurre con los karaoke. La variedad es abrumadora, la oferta de ocio es tremenda, y raro es encontrarse con equipos poco actualizados que no incluyan las canciones de momento.

El origen del karaoke 

Daisuke Inoue, un músico (batería) nacido en Kobe se proclamó como el inventor del karaoke en el año 71. Era conocido por instalar unas pequeñas máquinas en los snack bar que funcionaban con monedas de 100 yenes. Una moneda daba derecho a 5 minutos de música a elegir entre unas cuarenta canciones disponibles. Tuvo un éxito notable y la empresa Clarion comenzó a fabricar y distribuir estas máquinas gracias a que el inventor no había registrado la patente.

En un breve espacio de tiempo el karaoke en Japón se popularizó de forma sorprendente. Primero en restaurantes, hoteles y en hoteles del amor (love hotels), que nacían en la década de los 70 tal y como los conocemos hoy (su origen es muy anterior), y poco después en locales temáticos o karaoke box. Sobra decir que hoy día es una de las principales formas de ocio (y via de escape) para miles de japoneses.

El karaoke nació con Inoue, pero no el concepto. En los años 60 ya existían en la televisión norteamericana los sing along, videoclips que incluían la letra (de la misma forma que haría el karaoke una década más tarde) y los espectadores podían cantar por su cuenta (de ahí el nombre, sing along)

Por cierto, Inoue no patentó el karaoke y la posibilidad de hacerse multi millonario. En el año 2004 recibió el humorístico anti-nobel de la paz, por su invención, frente a 1200 personas en la Universidad de Harvard. Algo es algo dice un calvo.

Foreigner students singing at karaoke

Dar la nota con amigos

¿Estás en Japón residiendo o de visita y quieres probar la experiencia?

El karaoke en Japón, a diferencia de la imagen que tenemos de él en occidente no es únicamente una actividad nocturna. De hecho, es extremadamente popular entre los adolescentes. Alquilan la habitación y en muchas ocasiones se tiran el día entero dentro de ella. Es una forma económica y divertida de socializar, garantizan un espacio privado tan valioso en esas edades y además pueden rellenar sus vasos de té o refrescos las veces que quieran. Un win win en toda regla. Tampoco es raro ver a gente sola cantando por el mero hecho de disfrutar de la actividad. Algo que me sorprendió mucho la primera vez que vine a Japón.

Para los adultos, salvo el caso anteriormente citado, sí que suele ser una actividad nocturna. De normal, de segunda parada o ronda (nijikai, 二次会). Es decir, primero se cena en un izakaya (居酒屋), o restaurante, se toman unas primeras copas para perder la vergüenza y de ahí a un karaoke para terminar la velada con música y risas.

Lo primero es acudir a recepción y elegir el plan. Cuanto tiempo quieres cantar, si quieres barra libre de bebidas (nomihoudai), el número de personas que van a estar en la habitación etc.

Una vez en la habitación, es decir, cabina, verás que las máquinas y opciones varían según el local. En la mayoría de establecimientos actuales te encontrarás con cómodas tablets que funcionarán como mando a distancia. En ellas tendrás acceso a todo el catálogo disponible, agrupado por géneros y estilos. Incluso podrás preparar tus propias listas de reproducción, juzgar tu actuación o la de tus amigos o incluso ¡comprobar cuantas calorías has quemado con tu performance!

Por si fuera poco, los karaoke actuales tienen “servicio de habitaciones”. Mediante un teléfono dentro podrás contactar con recepción y pedir bebidas o comida, que previamente has elegido en el menú.Por supuesto podrás solicitar una extensión del tiempo disponible cómodamente, sin moverte del sillón.

Karaoke night

Vocabulario básico y consejos

Como decía antes los karaoke en Japón suelen venir equipados con una especie de tablet con la que elegir las diferentes opciones. Estos mandos te permiten realizar búsquedas por artista o banda (歌手名 kashumei), título de la canción (曲名 kyokumei), o incluso nuevas canciones añadidas (新曲 shinkyoku). Las búsquedas se pueden realizar con hiragana, fundamental para títulos de J-Pop o en inglés (necesario cambiar al abecedario con 英), pero lógicamente las búsquedas serán más limitadas. No faltarán grandes clásicos del pop y del rock, e incluso te puedes llevar alguna sorpresa con algún tema en español. Normalmente el botón de búsqueda (探す sagasu) se encuentra en la parte inferior derecha, y retroceder en la izquierda (戻る modoru).

Las máquinas modernas dan un montón de opciones a los aficionados más hardcore como cambiar la tonalidad de la canción, ecualizar la grabación a tu gusto o modificar los volúmenes. Por supuesto, si no te encuentras cómodo con la selección o simplemente no das la talla puedes pararla y elegir otra más apropiada. Busca el botón rojo y no te equivocarás. El kanji es el de parar (como el que viene escrito en la carretera 止). A menudo puede venir escrito como 停止(teishi) o como 止まる(tomaru). Un consejo, si eres algo vergonzoso/a o arrancas con poca confianza, baja un poco el volumen de la voz. Se integrará más con la música y te servirá para romper el hielo.

Lo reconozco, aunque me gusta la música y cantar cómodamente en la ducha nunca me ha interesado demasiado el karaoke. No me he sentido con confianza. No obstante, mi experiencia con el karaoke en Japón es bastante positiva. La posibilidad de configurar los volúmenes y la normalidad con la que canta la gente aquí (casi como ir a comprar el pan) consiguió quitar mis miedos y darme cuenta de que no soy tan malo como pensaba. Así que no tengas prejuicios y atraviesa esa pequeña barrera. El karaoke es un elemento importante de la cultura pop nipona y una forma de ocio imprescindible, al nivel de los game centers o el cine, que deberías experimentar al menos una vez.

Echa un ojo a nuestras escapadas de estudios en Japón y descubrirás excelentes opciones para vivir a tope la cultura japonesa. Contacta con nosotros para más información.

Comparte este artículo