Al escuchar el termino otaku (お宅) es muy fácil adjuntarle una connotación negativa, sin embargo, en un país tan singular como Japón, el hecho de que un fenómeno como este lograra desarrollarse provoca intriga al respecto. En especial al tomar en cuenta el lugar que tiene la cultura otaku en Japón.

Siendo en simples términos un fanático entusiasta de ciertos hobbies, ya sean tanto de la animación, como de videojuegos o inclusive trenes, ¿qué separa a esta cultura tan peculiar de una moda mas? ¿a qué se a debido su trayectoria a nivel global?, y en especial, ¿qué significa para la sociedad japonesa en si ser un otaku?

Origen de la cultura otaku en Japón

En un lado del mundo tenemos una cultura que nace tras un auge en los 80, evolucionando de un grupo de rechazados sociales, a su aceptación como un medio mas (sino el mas grande) de entretenimiento y parte de su cultura.

Mientras tanto en el otro lado del mundo, fue esta misma cultura la que nos ofreció un vistazo único de como funcionaba toda una población, como eran sus costumbres, y por mas exageradas o pintadas de rosa que fuese, nos infundio ese interés y amor por Japón del cual muchos nos jactamos hoy en día.

Esto ha llevado a la cultura otaku a un punto tan alto que hoy día no es extraño pasear por Akihabara o Nakano Broadway, lugares casi exclusivamente dedicados al anime, manga, tecnología, etc., y darse cuenta de que entre la multitud hay tanto Japoneses como extranjeros casi por igual, Todos siendo muy posiblemente parte de esta demografía.

Estatua de Gundam

Que significa ser otaku hoy día

Se me hace aun mas interesante hablar sobre este tema cuando recuerdo a mi escuela técnica. Uno de mis profesores me contaba como hoy día en Japón hay tal cosa como una distinción entre «otakus aceptables», fanáticos llenos de pasión y un genuino deseo por compartir con otros lo que aman, y «otakus inaceptables», fanáticos sobre entusiastas los cuales son indiferentes ante las opiniones ajenas y solo buscan probar sin éxito que sus gustos y opiniones son lo único que vale la pena.

Esto se hace aun mas obvio cuando, estando en Japón, puedes hablar tranquilamente con uno que otro compañero de trabajo acerca de el episodio de la semana o tu emoción por la nueva película animada que esta por salir. Poder ir con amigos al karaoke y cantar temas como el de Moonlight Densetsu o Chala head Chala y pasar una noche entre tragos y risas es algo que le suena como una noche de sábado perfecta a muchos.

Esto hace aun mas fácil entender el hecho de que hoy día, el impacto económico de la cultura otaku sobrepasa los billones a nivel global.

Ser un otaku es algo que ha pasado a algo más allá de ver el anime del momento o estar al día en las referencias de internet. Es ser parte de algo que le ha generado intriga por una cultura única y el empuje necesario para empezar la aventura que es la vida diaria en Japón. Es inclusive aun mas sorpresivo para muchos llegar a Japón y notar los detalles que los Animes o Mangas muestran sobre la vida diaria, como las escuelas o los trenes, son prácticamente copiados casi a la perfección. Esta misma atención a los detalles que nos permite a muchos conectarnos en un nivel mas personal con el país y la cultura en sí.

Fue precisamente esta idea la que inspiró a Go! Go! Nihon a añadir a su catalogo el curso de Otaku Japan, uno de nuestros mas exitosos y populares cursos hasta la fecha. Un curso en el cual tú también puedes disfrutar de un viaje dedicado a explorar a fondo la cultura otaku acompañado/a de personas con una pasión similar a la tuya, mientras que a a las vez das tu primer paso para vivir una experiencia cultural como ninguna otra.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.