Una vez alguien me dijo «quien va a Japón solo necesita saber como pedir algo y como disculparse en japonés«. Onegai shimasu (お願いします), por favor,  y sumimasen (すみません), disculpe. El consejo puede sonar exagerado pero estas tres palabras serán las que más utilicemos a lo largo del día casi sin darnos cuenta.

Si por algo son conocidos los nipones es por su marcado respeto por el prójimo y su alto concepto de civismo. Desde pequeñitos son educados para formar parte de un grupo homogéneo, donde nada debe sobresalir deru kui wa utareru (出る杭は打たれる, el clavo que sobresale recibirá el martillazo), y guardar las formas, causar la menor molestia (meiwaku, 迷惑y mantener la armonía es fundamental. Imprescindible para ser un/a ciudadano/a más.

Rápidamente te darás cuenta de que te has disculpado a lo largo del día como mínimo cien veces. Muchas de ellas puede que no hayas hecho nada que realmente requiera una disculpa o incluso que el receptor sea el responsable. En un país donde pocas veces nos enfrentamos con situaciones que realmente nos incomoden, nos disculpamos (y recibimos disculpas) mucho más que en otros países donde las ofensas se suceden de forma constante.

Por supuesto, los humanos cometemos errores y la palabra sumimasen puede que se quede corta y deberemos utilizar expresiones acordes a la gravedad del asunto y acompañarlas del pertinente lenguaje corporal.

japonés pidiendo disculpas

Como disculparse en japonés

Mientras que en España, pedir disculpas no varía demasiado según el contexto ya que podemos formalizarlas mediante pronombres (perdóneme), adverbios (lo siento mucho) o alguna expresión (mis más sinceras disculpas), en Japón analizar las circunstancias será fundamental para decidir como disculparnos. Una mala elección en el lenguaje puede llegar a enfadar todavía más al destinatario, ya que pensará que no se le está tratando con el respeto que merece.

shiwake nai (申し訳ない)

Es una de las maneras más formales de disculparse y suele estar relacionado con la posición, el estatus social o el cargo. Escucharemos mucho esta expresión en comercios, establecimientos, restaurantes u oficinas, tanto entre trabajadores y clientes, como entre empleados y sus superiores. Moshiwake nai suele hacer referencia a un retraso o a la incapacidad del emisor de cumplir unas exigencias que se entendían como asumible. Según el grado de molestia vendrá edulcorado con palabras que añadirán todavía más seriedad como gozaimasen (ございません), arimasen (ありません) o taihen (大変), conformando un puzle a medida. Taihen moshiwake gozaimasen (大変申し訳ございません), sería una de las opciones más formales.

Gomeiwaku (ご迷惑)

Como se dijo antes, gomeiwaku quiere decir molestia o causar molestia, y se suele utilizar para pedir un favor o si se ha hecho esperar demasiado tiempo. Al igual que la expresión anterior cuenta con variantes como gomeiwaku okake itashimashita (ご迷惑おかけいたしました) o gomeiwaku okake shimashita (ご迷惑おかけしました) que significa literalmente, «perdóneme por las molestias causadas». Una alternativa más suave sería taihen omatase shimashita (大変お待たせしました).

La combinación ganadora que fusiona ambos conceptos es gomeiwaku okake shite mōshiwake arimasen (ご迷惑をおかけして申し訳ありません), que viene a significar lo mismo «me disculpo por las posibles molestias causadas». Como ocurre en muchos aspectos culturales de este país, la forma a menudo es más importante que el fondo, y la manera de disculparse, dando pequeños rodeos e intentando abarcar cualquier posibilidad, se considera el modo correcto de actuar en según que ocasiones.

Sumimasen (すみません)

Es la forma más común y como decía antes, una de las palabras más utilizadas del idioma japonés. Su uso suele estar limitado a pequeñas molestias causadas (o que van a ser causadas al instante) como:

  • Pedir permiso para pasar o disculparse por atreverse a pasar primero
  • Llamar la atención de alguien
  • Interrumpir una conversación
  • Disculparse por causar algún pequeño daño (empujón, golpe, etc.)
  • Disculparse como agradecimiento (lo explicaré más adelante)

Shitsurei (失礼)

Utilizado con el verbo shimasu, significa literalmente «ser grosero» y su uso puede ser más o menos formal. En el puesto de trabajo lo utilizaremos para pedir permiso para entrar en la oficina, para salir antes que los demás, o para colgar el teléfono antes que el receptor. También es válido para un ambiente mucho más relajado cuando alguien quiere disculparse por un error que ha cometido.

Gomen nasai (ごめんなさい)

Es la forma más informal, utilizada entre amigos y conocidos o personas de una posición (o edad) más alta que se dirigen a gente joven o en una posición social más baja. Gomen nasai (ごめんなさい) sería la opción más formal (dentro de la informalidad), pudiendo hacerla más informal o ligera dejándola en gomen (ごめん) o añadiendo la partícula ne (ね), gomen ne (ごめんね).

La disculpa como agradecimiento

Algo muy habitual en Japón y que puede sorprender las primeras veces que vivimos esta situación, es el hecho de disculparse por haber recibido un regalo o un pequeño detalle. Sentir empatía por el prójimo y disculparse en este contexto lo que hace es no solo agradecer el gesto si no apreciar el esfuerzo y la molestia que ha sido causada durante el proceso. Esto, también es común en el español pero mucho más suave y sin estar acompañado por un disculpa formal («no tendrías que haberte molestado», «no hacía falta»).

Conocer estas pequeñas claves te servirán para adaptarte un poco más a este fascinante país si te animas a hacer las maletas y venir a estudiar, a entender a tus vecinos, amigos o compañeros y sobre todo empatizar con una forma de pensar que, en ocasiones, se encuentra muy lejos de lo que en nuestra sociedad nativa entendemos como normal.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.