Durante más de 80 años el mercado de Tsukiji fue uno de los más concurridos puntos turísticos de la capital nipona y corazón de la restauración y gastronomía de Tokio, y de buena parte del país. La mayor lonja de pescado del mundo manipulaba alrededor de 2000 toneladas diarias de productos, incluyendo frutas, verduras y hortalizas. A finales de 2018, finalmente se formalizó una decisión que había sido pospuesta durante décadas, el traslado a un lugar mucho más conveniente. El mercado de Toyosu abrió sus puertas el 11 de octubre de 2018 (día 13 para el público general), suponiendo la despedida definitiva de Tsukiji.

Los motivos del traslado

Tomar una decisión así no es fruto de dos días. Movilizar a más de 60.000 empleados no es ninguna broma. De hecho, los planes de modernización del mercado llevaban en marcha más de 50 años. Tras varios intentos, el último y más importante en la década de los noventa, el anterior gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, tomó la valiente y polémica decisión de trasladar la lonja en su totalidad.

El principal problema de Tsukiji era el acondicionamiento. Por una parte, el mercado se había quedado pequeño y era incapaz de satisfacer adecuadamente la demanda, por otra, su propio urbanismo y estructura dificultaba el trabajo de los empleados y las altas temperaturas y humedad de la estación veraniega comprometía el estado de la mercancía. Además, Japón es muy estricto con los protocolos de seguridad y el antiguo mercado no estaba al día con medidas preventivas de fuego, terremotos o normas de sanidad. No cabe duda de que con este traslado se ha perdido cierto encanto y romanticismo, pero cuando se toma una decisión de este calado es porque resulta realmente necesaria.

Sin embargo, pese a lo que pueda parecer, el mercado de Tsukiji no ha sido borrado del mapa, lo que se trasladó fue el mercado interior. Alrededor de 600 mercaderes, de un total de 900 aceptaron el cambio y fueron capaces de asumirlo económicamente, pero otros no pudieron hacer frente al gasto y cerraron. Tanto el mercado exterior como restaurantes y puestos adyacentes siguen operativos, aunque todavía es pronto para saber si seguirán atrayendo a turistas y clientes. Espero que estos puestos tradicionales y restaurantes con más de 70 años de historia puedan seguir trabajando durante muchos años más.

Nuevo mercado de Toyosu en Tokyo

El mercado de Toyosu: novedades y secciones

La nueva ubicación está conectada a la estación Shijo-mae y en esta ocasión sí que se ha tenido en cuenta a los visitantes y turistas. De fácil acceso, es 1.5 veces más grande y consta de tres edificios principales, dos dedicados al pescado y marisco y un tercero a las frutas y verduras. A diferencia de Tsukiji, se ha respetado las zonas de trabajo y habilitado zonas de paso para visitantes de forma que no entorpezcan o dificulten la labor de los profesionales. Algo de agradecer, por el número de broncas y situaciones incómodas que se producían cada dos por tres en el viejo mercado. Los comerciantes pueden cargar y descargar sin ninguna preocupación y los turistas tomar fotografías desde un lugar privilegiado.

Edificio 1: Subastas de pescado

Sin lugar a dudas lo más llamativo y espectacular de Tsukiji era la subasta del atún, y por supuesto, lo será también en Toyosu. Gracias a las nuevas pasarelas superiores y a la amplitud del recinto desaparecen ahora las largas colas y registros para asistir a las pujas. Afortunadamente ya no hay que pegarse madrugones de infarto, ya que con estar allí antes de las 6.30 de la mañana será suficiente. Desde el 15 de enero de 2019 se habilitaron unas cristaleras a pie de subasta para ser testigo de la transacción todavía más cerca. Algo más frío que en Tsukiji pero, indudablemente, más beneficioso para todos.

Edificio 2: Venta al por mayor de pescado y marisco

Lógicamente, los visitantes no tendrán acceso a la compra al por mayor, pero sí a las tiendas y restaurantes que se encuentran en esta zona. Al igual que en Tsukiji, el turista podrá adquirir material de cocina, como cuchillos, ollas o vajillas, o disfrutar del sushi más fresco que haya tenido ocasión de probar.

Edificio 3: Frutas y verduras

En este edificio es donde tienen lugar las transacciones y subastas de frutas y vegetales. Al igual que en el anterior, dispone también de un puñado de restaurantes donde degustar productos frescos.

Polémica en el mercado de Toyosu

Por desgracia, el nuevo mercado de Toyosu no está exento de polémica. Ya en 2012 cuando el gobernador Ishihara apuntó hacia Toyosu como futuro destino mucha gente se echó las manos a la cabeza. Era la antigua ubicación de la planta de Tokyo Gas Co. Se llevaron a cabo análisis del suelo y se detectaron índices escalofriantes de benzeno por lo que el gobierno metropolitano decidió retirar dos metros de suelo y añadir otros dos metros y medio para limpiar todo rastro de toxicidad. Todo parecía haberse solucionado cuando en 2016 nuevas pruebas sobre el terreno concretaron que existían áreas con huecos en lugar de tierra. Los oficiales argumentaron que esto estaba hecho a conciencia, para permitir el acceso a maquinaria pesada, necesaria para solucionar posibles contaminaciones futuras. Finalmente, en julio de 2018 se declaró seguro el lugar, pero claro, todavía quedan muchos escépticos que se siguen haciendo preguntas. Sea como sea estamos seguros de que si os pasáis por Toyosu también disfrutaréis de la visita.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.