Las tiendas de 100 yenes son el equivalente a los antiguos «todo a 100» que durante tantos años acompañaron las calles de las ciudades españolas. Aunque estas tiendas ya eran de por sí un reclamo para los fanáticos de la papelería, los niños, o las personas con alguna necesidad doméstica, son una versión mejorada y ampliada del recuerdo que hay en nuestra mente.

Repartidos por todo el territorio japonés bajo diferentes marcas, las tiendas de 100 yenes suponen una parada obligatoria tanto para todos aquellos que visitan territorio nipón como para aquellos que deciden mudarse, por todas las posibilidades que ofrecen. Estos negocios equivalen a la oportunidad perfecta de comprar sin reparos sin notar una gran diferencia en nuestro bolsillo.

Tienda de 100 yenes japonesa

¿Qué tipo de tiendas son?

Tal y como indica su propio nombre (100円ショップ), son tiendas en las que la mayor parte de los productos tienen un coste de 100 yenes (sin tener en cuenta las tasas, que suponen un 8% de cada objeto que se compre aparte, es decir 108 yenes por producto).

En ellas se pueden encontrar productos muy variados y de buena calidad, siempre por ese precio. Si en alguna excepción hubiera algún artículo con un precio mayor, viene indicado en grande para evitar cualquier confusión. Este tipo de negocios incluyen secciones como juguetería, papelería, jardinería, cocina, tecnología o belleza, entre otras. Casi cualquier cosa de uso doméstico que queramos encontrar se puede buscar allí, sobre todo si es una tienda de 100 yenes de tamaño considerable.

Es una buena opción para comprar souvenirs también, ya que hay mucho donde elegir y suele venir bien a la hora de llevar un detalle a los compromisos. Aunque la mayoría de los artículos sean tan baratos, superar los 1000 yenes es más fácil de lo que parece así que ¡ojo con los excesos! En Go! Go! Nihon os recomendamos llevar dinero en efectivo a la hora de pagar ya que algunas tiendas de 100 yenes no aceptan tarjeta de crédito.

Aunque todas las tiendas de 100 yenes gozan de cierta fama, sin duda la más conocida es Daiso. Con un logo blanco de fondo fucsia, esta cadena dispone de diferentes tiendas que en algunas ocasiones llegan a alcanzar un tamaño de 4 pisos. Algunos de los artículos que ofrecen en la sección de supermercado son idénticos a los que se pueden encontrar en los konbini o en los supermercados comunes sólo que al módico precio de 100 yenes.

En épocas del año festivas, como Halloween o durante el hanami, Daiso se transforma en una tienda temática y miles de personas acuden a ella cada día para buscar disfraces, manteles donde disfrutar de un pic-nic o envoltorios navideños preciosos.

Cadenas como Can Do o Seria tampoco escasean en admiradores. Las primeras son un paraíso para los amantes de la papelería; las segundas tienen toda clase de objetos de decoración súper estilosos y nada convencionales. Artículos de cerámica, platos de todos los colores y manteles con decenas de estampados son algunas de las compras más populares entre los recién independizados.

La cadena menos común quizás sea el Lawson 100. Proveniente del grupo de tiendas Lawson, se trata de un konbini que sólo dispone de artículos por 100 yenes. Se pueden encontrar carne, verduras e incluso comida para llevar, todo por ese bajísimo precio.

Objectos para cocinar

¿Qué clase de artículos se compran allí? 

Además de los objetos cotidianos que son tan convenientes para cualquier casa -macetas, utensilios de cocina, objetos para el baño, organizadores de llaves-, en las tiendas de 100 yenes se pueden encontrar artículos de lo más originales. Os contamos algunos ejemplos, ¡quizás te dé ideas para tus próximos souvenirs!

En la sección de cocina hay varios productos que merecen nuestra atención. Existen por ejemplo unos recipientes de plástico que sirven para hacer caras de animales en los onigiri para incitar a los niños a que asocien la comida con diversión. No menos originales son los porta-bananas, unos protectores en forma de plátano en los que llevar esta fruta para que no se estropee, con agujeros para que entre el aire.

También resulta curioso un temporizador para la cocina en forma de huevo que a diferencia de controlar el tiempo que necesitamos para cocinar un plato, se sumerge en la olla con los huevos cuando vamos a cocerlos. Según se van haciendo por dentro, el temporizador va cambiando de color.

Otros elementos que podrían acompañar a cualquier cocina son los recipientes para conseguir el efecto del horno en el microondas. Basta con introducir la comida dentro y calentarlos en el microondas y apenas se nota la diferencia con la comida hecha en un horno en condiciones. Son tan prácticos que ¡incluso se puede cocer la pasta en ellos!.

En el apartado de belleza también hay productos de lo más curiosos. Está disponible por ejemplo un envase que asimila al rimmel y que sin embargo sirve para tapar las canas de forma temporal (hasta que el cabello vuelva a ser lavado). Igual de llamativo es otro producto para el pelo que ayuda a tapar las entradas o zonas donde haya claros. Las mascarillas faciales pueden ser un buen regalo si tenemos a alguien coqueto alrededor: representan gracias a sus dibujos desde luchadores mejicanos hasta geishas¡hay una mascarilla idónea para todo el mundo!

Las pegatinas para las uñas pueden resultar útiles si lo que queremos es cambiar de estilo sin esforzarnos en exceso. Basta con aplicar las pegatinas y una capa de esmalte encima y ¡voilá! De repente es como si tuviéramos uñas nuevas.

Los souvenirs son un auténtico reclamo para aquellos que visitan Japón o para las primeras veces que se vuelve a casa tras empezar una aventura nipona. Son genuinos y prácticos y los hay para todas las edades.

Souvenirs en tienda de 100 yenes

Los productos que superan los 100 yenes

Aunque no es lo más habitual, algunos de los productos que se pueden encontrar en las tiendas de 100 yenes superan este precio. Lo indican apropiadamente para que no quepa duda, y suele tratarse de artículos que han requerido una mayor elaboración: unas zapatillas de estar en casa, unas sartenes para la cocina o una mochila a la moda son algunos de esos productos.

Si por algún motivo no encuentras lo que estás buscando en las tiendas de 100 yenes o necesitas una mayor oferta, siempre puedes recurrir a las tiendas de 300 yenes. Conocidos como 3 Coins, estos establecimientos ofrecen desde accesorios de moda hasta decoración variada. Al igual que las tiendas de 100 yenes, basan su oferta en la estación del año, ofreciendo en verano hinchables de lo más divertidos por un precio muy razonable o poniendo a disposición decoración navideña que en otras tiendas sería seguramente más cara.

Si todavía no has visitado alguna tienda de 100 o 300 yenes, ¡no pierdas la oportunidad de hacerlo! Probablemente te sorprendan y acabes comprando artículos que te resulten útiles a la par que bonitos. ¿Te animas?

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.