Hacer una mudanza durante tu estancia en Japón es totalmente posible, sin embargo debes tener en cuenta que es un proceso caro y tedioso. Cuando entras a vivir en un apartamento hay ciertos gastos que hacen que la cantidad a pagar el primer mes sea muy elevada, como el ’shikikin’ y el ’reikin’, la fianza y el dinero de agradecimiento que se le da al casero por permitirte alquilarlo.

Hay algunas agencias que ofrecen alquileres sin cobrar este dinero de agradecimiento, pero por lo general el coste mensual suele ser mayor, y si vas a estar residiendo allí durante más de cinco meses sale más rentable pagar el ‘reikin’. Así que en el momento de mudarte es un gasto que tendrás que desembolsar. Deshacerte de todo lo que no quieras llevarte contigo puede convertirse en un gasto considerable, puede costarte entre 5.000 y 10.000 yens para objetos grandes, además tendrás que ponerte en contacto con el servicio de recogida y concertar con ellos un día para su recogida.

En el momento de hacer una mudanza en Japón, para mover todas tus pertenencias de un lugar a otro tienes varias opciones. Para objetos grandes como por ejemplo muebles, hay empresas como Arisan Mark, que además de ayudarte con el traslado en el mismo día, te proveerán con las cajas que necesites para llevar tus cosas. Si tus objetos personales no son de gran tamaño, otra opción a tener en cuenta para hacer la mudanza dentro de Japón son los servicios de paquetería (como Kuroneko Yamato) porque pueden ser la opción más económica.

En el caso de contar con carnet de conducir, puedes plantearte alquilar una mini furgoneta y llevarlo todo tu mismo, o si tienes amigos que tengan vehículo propio pedírselo prestado. Dependiendo del país es muy fácil validar el carnet de conducir, así que podrías hacer todo el traslado por ti mismo, aunque probablemente es la opción en la que tendrás que invertir más tiempo.

Cajas preparadas para la mudanza

Lo que tendrás que hacer

Hay ciertas cosas que tendrás que hacer antes de mudarte si estás alojado en un apartamento, como avisar a tu casero con la suficiente antelación según esté estipulado en el contrato, pagar lo que quede pendiente, dar aviso a la oficina de correos de tu nueva dirección, y dar de baja los servicios que tengas contratados como agua, luz y gas. Para ello tendrás que ponerte en contacto con todas estas compañías una por una, informarles del día en el que planeas mudarte y acordar un día para que se pasen por allí a revisar los contadores, hacer la factura final y pagar esas facturas en efectivo en el momento. Si no puedes cumplir con todas las condiciones bajo las que firmaste el contrato (como la antelación en la que dar noticia antes de dejar el piso), lo mejor es ser honesto y hablar directamente con tu casero.

Algo muy importante es pasarte por el ayuntamiento del barrio en el que resides actualmente para avisar de que te trasladas, si es dentro del mismo barrio únicamente tendrás que rellenar algún documento y dar la nueva dirección. Si cambias de barrio sin darte antes de baja en el que estabas residiendo, no podrás registrar tu residencia en tu nuevo barrio. Todos los documentos necesarios para este proceso te los proporcionarán en el momento cuando te traslades. Es mejor ser organizado y prepararlo con la suficiente antelación, que hacer todo con prisas y pasar algo por alto.

Si estás viviendo en una residencia o share house el traslado es mucho más fácil, tendrás que avisar de la fecha en que planeas cambiar de sitio con al menos un mes de antelación (recuerda revisar el contrato para asegurarte de hacerlo en tiempo y forma adecuados), y en el caso de que hayan gastos pendientes por abonar, como luz o agua, tendrás que pagar la parte correspondiente y listo. Al igual que el apartamento, tendrás que dar aviso de ello en el ayuntamiento.

Go! Go! Nihon también ofrece ayuda en la búsqueda de alojamiento a todos sus estudiantes, ya sea bien en apartamento o residencias, en algunas residencias también hay inquilinos japoneses por lo que son una buena opción tanto para practicar el idioma con ellos, como para hacer amigos si es la primera vez que vienes a Japón.

Qué hacer cuando dejas Japón

Si dejas Japón para volver a tu país, o a cualquier otro lugar, tendrás que devolver la tarjeta del seguro nacional de salud cuando registres tu mudanza en el ayuntamiento. No olvides devolver también tu tarjeta ‘my number’, así como cancelar la cuenta del banco.

Seguramente también tendrás muebles o cosas de las que querrás deshacerte, te recomendamos usar Craiglist con sus famosas ‘sayonara sales’ para intentar vender o regalar todo lo que no quieras, pero si tienes objetos muy grandes que necesites tirar o deshacerte de ellos consúltalo antes con tu casero.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.