Cuando eres un estudiante a largo plazo, y por alguna razón no estás contento con la escuela que has elegido y quieres cambiarte, es posible hacerlo pero bastante complicado. Si estás familiarizado con el proceso de inscripción, sabrás que éste es una tarea larga y que tras ello, es la escuela quien hace la solicitud para que puedas conseguir finalmente tu visa de estudiante. Al solicitarlo, se convierten en cierta medida en tu garante en Japón, y por eso hay escuelas que directamente no aceptan que sus estudiantes se trasladen, ni estudiantes de traslado.

Para poder cambiarte de escuela de japonés en Japón, tendrás que dar unas razones claras por las que lo haces, como por ejemplo que quieres entrar en el curso especial que ofrece la otra escuela (como curso de preparación para la universidad, curso específico de japonés para negocios, etc), tu escuela también tendrá que emitir el certificado de asistencia y notas, si tu asistencia es inferior al 90% tendrás pocas probabilidades de que te acepten; y aún así es la escuela quien finalmente, tras revisar todos tus documentos, toma la decisión final.

Ambas escuelas tienen que dar noticia al Departamento de Inmigración de que te transfieres, y por eso necesitarás una carta de consentimiento por parte de las dos escuelas. Así mismo, otros factores que entran en juego es el tiempo de visa que te quede, y también tienes que tener en cuenta que por norma general, una vez empiezas a estudiar y quieres cancelar a mitad de curso, no te devolverán el dinero de la matrícula que hayas pagado hasta el momento. En resumen, en Japón, hacer un cambio de escuela de japonés en Japón es más complicado de lo que parece.

En el caso de los estudiantes a corto plazo, ya que no hay visa de por medio, es mucho más fácil, pero igualmente no te devolverán la matrícula que hayas pagado, y tendrás que pagar de nuevo la matrícula de la nueva escuela. Además de que no es posible transferirse a mitad de trimestre.

Profesor y estudiante

Cómo encontrar la opción más adecuada

Lo más importante a la hora de elegir la escuela son las preguntas que desde Go! Go! Nihon hacemos todos a los futuros estudiantes que se ponen en contacto con nosotros: ¿qué intensidad estás buscando? ¿cuánto tiempo quieres estudiar en Japón? ¿cuáles son tus planes tras la escuela de japonés? La intensidad y los planes tras los estudios son un punto muy importante. Cuanto mayor sea la intensidad de los estudios, mayor esfuerzo requerirá el llevarlos al día pues tendrás más deberes y exámenes; en el otro extremo, una escuela de intensidad baja, al llevar un ritmo más relajado te permitirá disfrutar de más de tiempo libre, mientras que con una intensidad intermedia avanzarás a un ritmo que te permitirá equilibrar tiempo libre y tiempo de estudio fuera de clase.

Qué es lo que quieres hacer cuando te gradúes también juega un papel importante, puedes continuar hacia estudios superiores como una escuela de formación profesional o la universidad, o centrarte en la búsqueda de trabajo; hay academias que se enfocan en uno u otro, mientras que para los más indecisos también hay algunas que ayudan con ambas cosas. Si te parar a pensar detenidamente en estos detalles, estamos seguros de que será más fácil dar con la escuela adecuada y que no tengas ni siquiera que plantearte el cambiar de escuela de japonés en Japón.

Todas las escuelas con las que colabora Go! Go! Nihon tienen alguna característica especial que hacen que todos los estudiantes puedan encontrar una que se ajuste a lo que están buscando, por eso es importante que si no estás seguro de qué es lo que quieres hacer o no tienes muy claro cuál es mejor opción, preguntes a tu coordinador de estudiantes, te ayudará a resolver las dudas que puedas tener y te sugerirá escuelas que puedan cumplir tus expectativas. La decisión final siempre es la del estudiante, por lo que no tengas miedo de hacer todas las preguntas que creas necesarias.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.