Si visitas Japón durante la primavera, seguramente podrás presenciar el famoso espectáculo que ofrecen las flores de cerezo en Japón (桜 sakura). En Tokio, estas flores de color blanco y rosa florecen normalmente entre finales de marzo y principios de abril. Al ser un periodo tan corto de tiempo, conviene saber a dónde ir para ver las flores de cerezo en Tokio  y así disfrutar del 花見 hanami en todo su esplendor.

Hay numerosos parques y zonas a los que puedes ir durante este periodo, así como jardines con entrada gratuita. En algunos lugares puedes pasear bajo los cerezos, mientras que en otros es mejor llevarse un mantel (una lona azul) y disfrutar de las vistas mientras comes o te llevas algo para picar.

Asimismo, en muchos lugares se celebran festivales de sakura y fiestas de hanami, con puestos de comida e iluminación por las noches. Todo está pensado para que el periodo del sakura, aun siendo corto, sea el más especial de todos. A continuación te mostramos los 10 mejores lugares para ver las flores de cerezo en Tokio.

El río Meguro

Uno de los lugares más conocidos y populares para ver las flores de cerezo en Tokio es el río Meguro. Junto a este río hay alrededor de unos 800 cerezos, lo que ofrece un paseo de unos 4 a 6 kilómetros cubierto de nubes de flores de color rosa. Es un lugar muy famoso tanto por los habitantes de Tokio como por los turistas. Así que, ¡prepárate para las aglomeraciones y las colas! En este caso, para evitar los agobios, te aconsejamos mantenerte alejado del tramo principal del río, en Nakameguro, y pasear junto al río desde la estación Meguro hacia la estación Osaki. Nakameguro suele ser una zona mucho más tranquila si vas después de la hora punta, y las vistas de los pétalos de los cerezos flotando por el aire junto al río ofrecen un espectáculo mágico. 

Salary men haciendo hanami en Ueno

El parque Ueno 

Otro lugar muy conocido durante el hanami para ver las flores de cerezo en Tokio es el parque Ueno, donde los cerezos florecen normalmente un poco antes que en otros lugares de Tokio. Las avenidas del parte están parcialmente cubiertas por lonas azules (lo que significa que esas zonas están reservadas por miembros de alguna empresa o por un grupo de personas). Con un poco de suerte, podrás encontrar un lugar donde sentarte. Si no, siempre puedes caminar por los alrededores y contemplar las flores mientras paseas. Desde el templo Kiyomizu Kannon, las vistas de los cerezos son realmente preciosas. 

El parque Sumida 

Este lugar no está muy lejos del templo Sensoji, en Asakusa. Allí puedes disfrutar del hanami caminando bajo los cerezos con vistas al Tokyo Sky Tree y al río. Si vas hacia el norte hasta el Taito Riverside Sport centre, y sigues hacia el oeste hasta el parque Sanyabori, hay un pequeño paseo rodeado de cerezos, alejado de la multitud. Es uno de los lugares ocultos para ver las flores de cerezo con tranquilidad.

Koishikawa Korakuen

Koishikawa Korakuen abrió a principios del siglo XVII y es uno de los parques más bonitos de Tokio, especialmente durante la época de las flores de cerezo. A pesar de la multitud, sigue siendo un buen lugar al que ir, ya que las vistas de los grandes y antiguos cerezos que hay en este jardín son asombrosas. Es un jardín (no un parque), así que no está permitido beber alcohol o llevar manteles para sentarse en el césped. La entrada cuesta 300 yenes, pero merece realmente la pena ir. 

Shinjuku Gyoen

Es el mejor lugar si visitas Tokio antes o después de la temporada alta. El parque Shinjuku Gyoen tiene más de 1.000 cerezos de diferentes tipos, tanto de los que florecen pronto como de los que florecen más tarde. Los que florecen más tarde suelen hacerlo durante mediados o finales de abril. Aun así, te recomendamos que vayas a este parque en cualquier momento durante esta época para ver las flores de cerezo. Puedes traerte un mantel y algo para comer, pero tampoco está permitido llevar alcohol. A pesar de que, en teoría, es un parque, Shinjuku Gyoen tiene horas de apertura y cierre, y la entrada cuesta 200 yenes. 

Cherry blossom over a bridge

Foso Chidorigafuchi/Parque Kitanomaru 

Los cerezos cubren las pendientes del foso Chidorigafuchi, al norte del jardín del Palacio Imperial. Durante la primavera, las vistas que ofrece este lugar son espectaculares. Si quieres ver las flores de cerezo de cerca, te recomendamos alquilar un bote y recorrer el foso en él. Los caminos que se encuentran en el foso son muy agradables para pasear, y también puedes sentarte y tomar un aperitivo en él. El parque Kitanomaru, cerca del foso, también es un lugar que merece la pena visitar durante el sakura.

Yasukuni dori y el santuario Yasukuni 

No muy lejos del foso Chidorigafuchi se encuentra el polémico santuario Yasukuni, dedicado a los japoneses caídos durante sus guerras (incluyendo a algunos criminales de guerra). El representante oficial de los cerezos en Tokio, que se usa para dar comienzo oficialmente al sakura, se encuentra en este santuario. También se celebran en este lugar festivales y eventos del sakura. A pesar de la controversia, es un lugar muy bonito para contemplar los cerezos en flor. Los cerezos llegan hasta la calle Yasukuni, situado fuera del santuario. Es una buena opción para disfrutar del sakura en medio de la urbe de Tokio.

Sotobori dori

Otra fosa cubierta por el sakura es la que se encuentra entre las estaciones de Iidabashi e Ichigaya, a lo largo de la calle Sotobori. Junto al río Kanda hay cientos de cerezos, lo que hace que las vistas sean maravillosas. Hay caminos a ambos lados del río. En la parte sur del río se encuentra el parque Sotobori, con algunos bancos para sentarse y espacios abiertos para disfrutar del hanami. Se pueden alquilar botes si deseas ver el sakura desde el agua. 

Parque Inokashira

Situado en Kichijoji, un poco más alejado del centro, el parque Inokashira es un lugar muy conocido para ver las flores de cerezo en Tokio. Tanto residentes como turistas van hasta allí para disfrutar de la calma y contemplar las preciosas vistas del sakura en este extenso parque. El parque Inokashira es ideal para dar un paseo por sus caminos y sus puentes. No pierdas la ocasión de hacer un picnic bajo las flores de cerezo. Los botes con forma de cisne, disponibles para alquilar, son también un añadido bastante bonito. El parque Inokashira también alberga el famoso Museo de Ghibli.

Cementerio de Aoyama

Es un lugar tranquilo donde puedes apreciar la belleza del sakura desde un lugar diferente. Allí puedes dejar atrás el estrés mientras paseas relajadamente por una cubierta de flores de color rosa. No se puede llevar alcohol o llevar una silla, una lona o un mantel. Al tratarse de un cementerio y no de un parque, es tan solo una forma de mostrar respeto. 

No importa a dónde vayas para disfrutar de la época del sakura. A ser posible, intenta evitar ir los fines de semana, ya que estará realmente lleno de gente por todas partes. También te recomendamos ir temprano para que disfrutes de las flores de cerezo con tranquilidad. Si vives en Japón, tienes la oportunidad de contemplar el sakura de principio a fin. 

Si estás en Japón durante esta época tan mágica, esperamos que puedas disfrutar de estos lugares de Tokio para ver las flores de cerezo y que, quizás, coincidas con una o varias fiestas hanami.

Original traducido por María del Carmen Baena Lupiáñez