Ir al hospital nunca es divertido, pero si estás viviendo en Japón y te toca acudir a un hospital japonés con el idioma como barrera para poder explicar tu dolencia y entender todo aquello que te digan, la presión aumenta. Y es que la barrera idiomática puede convertirse en un verdadero problema en este tipo de situaciones.

Afortunadamente, el sistema sanitario japonés es de alta calidad y asequible siempre que te encuentres dentro del seguro médico nacional. Aunque desde Go! Go! Nihon deseamos que no necesites acudir a un centro hospitalario durante tu estancia en Japón, te aconsejamos leer este artículo donde explicamos de forma sencilla el proceso.

Clínica vs hospital: escogiendo el mejor servicio

Existen clínicas médicas por todo Japón. Se trata de pequeños establecimientos que acostumbran a atender dolencias para una única especialidad médica y, en multitud de ocasiones, solo cuentan con un doctor en plantilla. La mayoría acepta visitas sin cita previa y son el lugar ideal al cual acudir si tienes una idea general del problema o puedes explicar los síntomas. Muy probablemente, alguno de estos servicios de sanidad primarios se encuentre cerca de tu zona de residencia.

Por otra parte, encontrarás que un típico hospital japonés es mucho más grande y dispone de mayor número de especialidades. Además, a diferencia de las clínicas, aceptan pacientes de urgencias. Generalmente hablando, las clínicas sanitarias son para pacientes con afecciones o enfermedades leves y los hospitales japoneses se convierten en el lugar donde atender situaciones de emergencia. Si decides acudir a un hospital japonés con una dolencia que no requiera de urgente tratamiento te aconsejamos tener paciencia. Probablemente pases horas en la sala de espera.

El proceso previo a ser atendido en el hospital puede constar de varios pasos; primero, el paciente deberá dirigirse a un mostrador para, seguidamente, realizar el registro del seguro médico y ser enviado al departamento médico apropiado. Solo faltará esperar para hablar con el doctor en cuestión.

Prescription

Directorio de clínicas y hospitales de habla inglesa

Para aquellos preocupados por la barrera idiomática, en Tokio existen muchos hospitales donde el personal habla inglés. Dependiendo del centro deberás esperar un poco más a ser atendido por un médico de habla inglesa. Por suerte, el Tokyo Metropolitan Health and Medical Information Center tiene servicios de asistencia a pacientes en varios idiomas extranjeros.

Para ser atendido en inglés, chino, coreano, tailandés y español puede llamarse al 03-5285-8181 o acudir en persona de 9.00 a 20.00h. Si quieres buscar un hospital o farmacias por localización e idioma puedes hacerlo desde la página web de Himawari. Encontraréis otra lista de hospitales japoneses y clínicas donde ser atendidos en inglés en la Expat’s Guide web.

Cobertura del seguro médico

Si dispones del seguro médico japonés, asegúrate de que lo acepten antes de pedir cita. Sorprendentemente, algunas de las clínicas que atienden a extranjeros no aceptan el seguro médico nacional. En ese caso deberás pagar el tratamiento por adelantado y pedir el reembolso a través de un plan de seguro privado.

Conoce a tus médicos 

Si vas a un hospital japonés te darás cuenta de que los doctores japoneses son de lo más generosos cuando a recetar se refiere; es bastante común salir de la clínica con una receta de cinco medicamentos distintos para un simple resfriado. Asegúrate de entender a la perfección lo que te están recetando. Los antibióticos y medicamentos para la tos pueden ser necesarios, no así el resto de pastillas. Consulta con el doctor antes de decidir qué medicamento necesitas y cuál de ellos es prescindibles.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.