Si relacionamos pensamos en bebidas japonesas, una de las primeras que nos viene a la cabeza es el té verde japonés. En japonés se conoce ôcha (お茶), y se lleva consumiendo desde hace siglos en el archipiélago. Anteriormente estaba reservado únicamente para monjes budistas y nobles, pero actualmente forma parte de la vida cotidiana de muchos japoneses, y es lo que algunos consideran el secreto de la longevidad de los japoneses.

De hecho, los beneficios del té verde japonés en la salud son demostrables. Rico en vitaminas, cafeína, antioxidantes y polifenoles (moléculas que se encuentran en ciertas especies de plantas), el té verde es una de las plantas medicinales más populares de Asia. Y aunque hoy en día se bebe principalmente para disfrutar de su sabor, los japoneses lo han apreciado durante mucho tiempo por sus propiedades curativas. Os contamos cuáles son las propiedades que se otorgan al té verde japonés.

flor te

Los beneficios del té verde japonés 

Sobrepeso, diabetes, enfermedades crónicas, dolores de estómago, el té verde japonés es un gran aliado contra las dolencias más comunes. Si bien algunos beneficios se pueden demostrar, hay algunos que todavía no están del todo claros. Para que podáis ver todas las cualidades que se le atribuyen, más las que se especulan aunque no estén demostradas, os hacemos una lista más detallada para aprender más sobre ello:

– Antioxidante: el té verde es un poderoso antioxidante natural. Capaz de capturar y neutralizar los radicales libres dañinos para el cuerpo, ayuda a minimizar los cambios producidos por el paso del tiempo. El té en sí no contribuye directamente al proceso, pero ayuda a activar las enzimas que desempeñan un papel clave en este trabajo.

– Una herramienta eficaz para combatir el sobrepeso, la diabetes y el colesterol: popular entre las personas que vigilan su dieta, el té verde japonés es una excelente alternativa a las bebidas dulces que solemos beber. Esto es lo que le da su reputación como «quemador de grasa». También aumenta la sensibilidad a la insulina y, por lo tanto, es un activo en la lucha contra la diabetes tipo 2. Los estudios también han demostrado su capacidad para reducir el colesterol.

– Un agente preventivo contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares: debido a sus propiedades anti angiogénesis (capacidad para destruir los vasos sanguíneos creados en los tumores y evitar así el suministro de oxígeno a estos últimos), el té verde japonés ha demostrado en estudios la capacidad de afectar el crecimiento de los tumores y su proliferación. Y la medicina reconoce, en particular, los aspectos preventivos en el desarrollo del cáncer de mama, piel, próstata y pulmón, pero según el Instituto Nacional del Cáncer, los resultados de los estudios varían demasiado y no son concluyentes para establecer una relación.

Por otra parte, el té verde también se recomienda para prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que tiende a disminuir la presión arterial. ¿Y qué es más relajante que dejarlo todo por un momento para disfrutar de una taza de té?

– ¿Una solución a las enfermedades crónicas y otros males cotidianos? Rico en polifenoles, el té verde es reconocido mundialmente por sus propiedades antiinflamatorias. Por lo tanto, se recomienda especialmente para las personas con asma y osteoartritis, y también se recomienda en caso de dolor y fiebre. Es un excelente agente antiviral puesto que el té verde también tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas, y se recomienda en caso de gripe o anginas.

– ¿El enemigo de la acidez? Aunque los alimentos tienen muy poca influencia en el pH general del cuerpo, el té verde japonés es ideal para problemas digestivos y también ayuda a prevenir la caries dental. Sorprendentemente, parece que añadir vitamina C al té verde mejora el efecto de este último durante la digestión

hojas te

Té verde sí, pero no importa cómo!

Como os comentamos, los beneficios del té verde japonés son numerosos, sin embargo éstos varían mucho dependiendo de la variedad de té. Y dependiendo del problema que quieras tratar, deberás tener cuidado a la hora de elegir tu té ya que no todas las hojas no contienen la misma cantidad de nutrientes. Además, la manera en la que preparas el té también es importante. Los beneficios del té verde japonés aunque sí están presentes cuando lo preparas en casa, no lo están tanto en las bebidas embotelladas que se venden en los supermercados. Para obtener mejores resultados, es mejor comprar pequeñas cantidades de té a granel, y mantenerlas alejadas del sol y la humedad.

De hecho, dependiendo de la dosis y el tiempo de infusión, algunas propiedades del té verde japonés podrían desaparecer. Por esta razón, dependiendo de la variedad que elija, es importante conocer la forma de preparación y ​​particularmente la temperatura ideal del agua, para asegurarse de no perder ninguno de todos estos beneficios. Una cosa es cierta, sea cual sea la variedad por la que te decidas: ¡no añadas leche o miel! Son dañinos para ciertos nutrientes presentes de manera natural en el té, por lo que es mejor tomarlo sin añadir nada.

Finalmente, aunque el té verde es bueno para la salud hay que abusar de él. Especialmente si sufres anemia, ya que el té tiende a capturar el hierro presente en el cuerpo. Como todo lo bueno, ¡el té verde hay que disfrutarlo con moderación!

Excelente para la salud, el té verde japonés es algo que sin lugar a dudas probarás si viajas a tierras niponas ya que es una bebida cotidiana que acompaña siempre la comida, ya sea durante o al terminar. Y con todas las propiedades que se le atribuyen, ¿por qué no disfrutar de ello?

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.