Japón es un país de contrastes, costumbres y, en definitiva, cultura que enamora a propios y extraños. A lo largo de los años, la sociedad japonesa se ha ido forjando a través del culto al rito y al protocolo. Una forma de entender el mundo que, evidentemente, influye tanto en el trabajo como en la vida privada. En este artículo, Periodista en Japón nos explica un poco más sobre el simbolismo de la tarjeta meishi (名詞) en el ámbito laboral nipón.

Las características de la tarjeta meishi 

La tarjeta meishi viene a ser lo que en los países occidentales entendemos como “tarjeta de visita” o “de negocios”. El primer acto a realizar entre dos personas que esperan mantener una relación fructífera a lo largo de los años. Es común intercambiar la tarjeta meishi a la hora de hacer negocios en Japón pero también en ámbitos como el de la enseñanza, funcionariado, política, etc. Todo aquello que implique un vínculo formal entre dos japoneses.

Los japoneses han hecho de la entrega de las tarjetas meishi un auténtico ritual. Es conocido por muchos el respeto que los habitantes del país asiático tienen para con el prójimo, por los suyos. Un hecho que no escapa al entorno laboral donde existen toda una serie de normas no escritas de “buen comportamiento” que todos los empleados deben seguir a rajatabla. Uno de estos códigos hace referencia a la tarjeta meishi.

Datos que incorpora 

Para los japoneses la primera impresión es de vital importancia. Más si vas a confiar en esa persona para realizar cualquier tipo de negocio en el futuro. Una primera impresión que en Japón, a parte del aspecto físico y la vestimenta, recibe el nombre de tarjeta meishi.

En esta pequeña tarjeta rectangular aparece toda la información del portador. El nombre del sujeto, el de la empresa para la cual trabaja, el cargo que ocupa en la misma o katagaki (肩書き), teléfono y mail de contacto y en la actualidad incluso las redes sociales. Twitter, Facebook o Line, conocido como el Whatsapp japonés, son, junto al logo de la empresa, los iconos más reproducidos. Es también muy importante especificar la dirección fiscal de la compañía o empresa.

Tarjeta meishi japonesa

La importancia de la tarjeta meishi en la vida de un japonés 

Os costaría creer la cantidad de tarjetas meishi que un japonés puede llegar a almacenar a lo largo de toda una vida. Decenas, centenares, incluso miles de estas tarjetas de negocios que quedan guardadas en separadores como si de un tesoro se  tratara. Así pues, no es de extrañar que exista todo una industria detrás con billeteras, carpetas separadoras, plastificadores o álbumes como productos estrella. Un negocio que llega a compararse con el da la filatelia, los sellos.

Estar en posesión de la tarjeta meishi de otra persona significa que en cualquier momento puede establecerse una relación. Da igual que hayan pasado 20 años desde la entrega, una vez la recibes queda implícito que el contacto puede existir. Siempre podrás recurrir a él o ella en el futuro. Sorprende la memoria que llegan a tener los japoneses ya que son capaces de acordarse de todas y cada una de las personas de quien reciben una.

El ritual de entrega 

La entrega de la tarjeta meishi esta asociada a aspectos relacionados con el culto al Sintoísmo, religión animista de Japón. Dicen que cada una de ellas contiene parte de la esencia o alma de su portador así que deben entregarse con el máximo respeto siguiendo un protocolo establecido. Veamos como:

  • Debe entregarse con las dos manos y por debajo cuando la persona que la recibe ostenta un cargo superior.
  • Debe sujetarse con ambos pulgares a banda y banda de la misma.
  • Importantísimo: no se entrega nunca una tarjeta de negocios doblada, manchada o escrita en ella.
  • Evitar guardar la tarjeta meishi en los bolsillos del pantalón. Hay tarjeteros hechos expresamente para su cuidado.
  • Hay que acompañar el acto de entrega de la tarjeta con una profunda y sentida reverencia.

Estudiar en Japón me dio la oportunidad de coleccionar decenas de tarjetas meishi que aún guardo. No se sabe nunca si pueden ayudarme a nivel profesional en un futuro.

Para más artículos sobre la vida en Japón, sigue el blog de Go! Go! Nihon.